Ryan Dorsey, exmarido de Naya Rivera, demanda al Condado de Ventura por la muerte de la actriz

Naya Rivera y Ryan Dorsey, en 2016.
Naya Rivera y Ryan Dorsey, en 2016.
Chase Rollins / GG16 / AFF-USA.COM / GTRES

El relato de su hijo de cinco años es desgarrador, con Naya Rivera pidiendo desesperadamente ayuda, salvándole y, por desgracia, muriendo ahogada a principios de julio. Su autopsia confirmó que no había ingerido alcohol ni había tomado drogas, por lo que fue completamente un accidente. Y ahora su exesposo, Ryan Dorsey, considera que, si se piensa, todo se podría haber evitado y su hijo seguiría teniendo viva a su madre.

Tal es la convicción de Dorsey que acaba de presentar una demanda por homicidio imprudente en nombre de su hijo Josey, a quien por cierto le pagará la universidad el fondo que han organizado los creadores de la serie que le dio fama mundial a Rivera, Glee.

De esta forma, el pequeño estaría demandando a través de su padre al condado californiano donde se encuentra el lago en el que su madre desapareció y luego fue hallada sin vida, el Condado de Ventura, justo al norte de la ciudad de Los Angeles y muy cerca del lugar de nacimiento de la intérprete [la ciudad de Valencia]. 

Asimismo, la demanda también iría destinada contra la Unidad de Conservación de Agua del Distrito y a la Administración de Parques y Recreativos del Condado de Ventura, tal y como informa el portal US Weekly, que añade que la cruzada judicial se cimenta en señalarlos como responsables de un "homicidio imprudente y de una imposición negligente de angustia emocional" hacia el pequeño.

La denuncia alega que la muerte de Naya Rivera pudo haberse evitado, dado que la barcaza que ella y su hijo alquilaron en el embalse en cuestión (que se llama Lago Piru) no cumplía con las normas de seguridad de la Guardia Costera de Estados Unidos.

Esta es una de las principales razones de que la también cantante, que falleció a los 33 años, pudiese poner a salvo a su hijo pero no a ella misma. "[El barco] no estaba equipado con una escalera para acceder de forma segura, una cuerda adecuada, un ancla, una radio o ningún mecanismo de seguridad para evitar que los nadadores se distanciasen de la embarcación", se puede leer en los documentos enviados a la corte judicial.

"Es inquietante que una posterior inspección revelase que el barco ni siquiera estaba equipado con algún dispositivo de flotación o chaleco salvavidas, en violación directa de la ley de California, que requiere que todos los pontones de más de 16 pies [4,87 metros] estén equipados con dispositivos de flotación", afirma el escrito, que sin embargo omite un hecho crucial en la investigación que quedó reflejado en el informe publicado por la Oficina Policial Médico Forense del Condado de Ventura, donde se estipulaba que un empleado encontró a Josey "con un chaleco salvavidas", no así el cuerpo de Rivera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento