Pablo Motos se introduce un bastoncillo en la nariz en 'El hormiguero' para mostrar cómo hacerse una PCR en casa

Pablo Motos, en 'El hormiguero'.
Pablo Motos se hace una PCR en 'El hormiguero'.
ATRESMEDIA

El hormiguero tuvo este jueves tiempo para todo. Y es que, tras entrevistar a Kylie Minogue, Pablo Motos incluso se hizo su propia PCR en directo en la tertulia que hace al final del programa.

Tamara Falcó, Cristina Pardo, Nuria Roca y Juan del Val acompañaron al presentador en la charla de actualidad que realizaron en la mesa donde, tras comerse una tarta hecha por la hija de Isabel Preysler, hablaron de la pandemia, de las vacunas y, por supuesto, de los tests de detección.

"El PCR es el caro, el de antígenos es el que vale 5 euros que te lo cobran a 30... Y todos llevan la historia de la nariz", explicó Pablo Motos. "Acaba de salir, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos acaba de dar de emergencia uno nuevo para hacértelo en casa", añadió, refiriéndose al Lucira Covid-19 Al-In-One.

"Yo prefiero ir a un sanitario y que me haga el test con todas las garantías a hacérmelo yo, que seguro que lo voy a hacer mal", opinó Nuria Roca. Juan del Val opinaba igual: "A mí para hacerme el test me falta valor [...] Me da muchísimo miedo, y yo creo que no soy un caso extraño. A mí me parece que hacerte el test tú mismo es incluso peligroso en algún caso".

Entonces, el presentador explicó cómo se hace el PCR, pues las fosas nasales son curvas y es al fondo donde está la zona de donde recogen la muestra. "Tú confías, Pablo, que todo el mundo va a meter el palito hasta el fondo", le preguntó Nuria Roca.

Para demostrarlo, Motos pidió un bastoncillo, y es que parece estar ya acostumbrado tras todos los tests que le hacen antes de empezar el programa. "Conociéndote, no vamos a ver el palito. O sea, te lo vas a introducir entero", le dijo Roca extrañada. "Claro", respondió el presentador con cara de circunstancia, demostrando lo poco aprensivo que es.

El equipo le llevó un bastoncillo de los oídos, más pequeños que los de las muestras, y él explicó que era solo para "que vieran el camino". "¡El faquir de Requena!", gritó Trancas mientras Pablo Motos se introducía, con total normalidad, el palo hasta el fondo de la nariz. "Es acostumbrarse", argumentó el valenciano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento