La creciente desconfianza sobre las vacunas preocupa a los líderes de la UE

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, al término de una videoconferencia con los líderes de la UE.
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, al término de una videoconferencia con los líderes de la UE.
OLIVIER MATTHYS / EFE

El aumento de la desconfianza entre la población ante las futuras vacunas contra el coronavirus, que en algunos casos se espera que pidan las aprobaciones médicas de manera inminente, inquieta a los líderes de la Unión Europea, que preparan ya el terreno para la distribución de las primeras dosis de inmunidad.

"El número de gente que desconfía de las vacunas está creciendo y debemos transmitirles su valor", resumió este jueves el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, al término de una videoconferencia informal de tres horas con los líderes europeos, en la que el grueso del tiempo se dedicó a hablar de la pandemia.

El objetivo es mejorar la coordinación entre los Estados miembros de la UE, y las vacunas fueron uno de los asuntos a tratar, después de que algunos de los laboratorios, como Pfizer-BionTech o Moderna, hayan anunciado "resultados esperanzadores" en la efectividad de sus productos.

Esos laboratorios han transmitido a Bruselas que esperan poder pedir las primeras autorizaciones comerciales en la segunda mitad del próximo mes de diciembre.

Pero con sondeos como el que ha publicado esta semana el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en España, que muestra que el 47% de la población no estaría dispuesta a vacunarse inmediatamente después de que llegaran las primeras dosis de las vacunas, la buena noticia se está convirtiendo también en una preocupación.

Tanto que el presidente del Consejo Europeo situó la "comunicación" sobre la inmunización farmacéutica como una prioridad a la altura "de desafíos como el almacenamiento o el transporte" de las dosis.

Test de antígenos

Los líderes agradecieron a la Comisión su documento de recomendaciones sobre los tests de antígenos, pues allana el camino para avanzar hacia un "reconocimiento mutuo" en diferentes Estados miembros de esas pruebas de diagnóstico ahora que cada vez son más populares por ser más rápidas y baratas que las PCR, aunque menos fiables,

La CE sostiene que la PCR sigue siendo "el estándar de oro" de los métodos de diagnóstico, pero que se pueden utilizar tests de antígenos en ciertas situaciones.

Según la Comisión, son útiles para controlar un brote o monitorear zonas de riesgo, pero los test de antígenos que se empleen deben ofrecer una sensibilidad mínima del 80%, es decir, detectar al menos cuatro de cada cinco positivos.

Desconfinamiento

Los Veintisiete han "aprendido de los errores" de la primera oleada de primavera, y no quieren que la retirada de las distintas restricciones que se aplican en cada país o región contra este segundo envite del Sars-CoV-1 en otoño sea demasiado rápida o brusca, sino "gradual y regresiva".

"Todos queremos celebrar las fiestas de Navidad con seguridad, pero también queremos entrar en 2021 con seguridad", dijo Michel.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, agregó que "esta vez se deben gestionar las expectativas" y avanzó que el Ejecutivo comunitario elaborará una serie de recomendaciones para ir recuperando la normalidad, lo que servirá para "evitar el riesgo de, todavía, otra ola".

Formulario de viajes

La CE está en disposición de lanzar el proyecto piloto del formulario digital de viajes que las capitales encargaron a la Comisión hace cuatro semanas para facilitar un rastreo armonizado de los desplazamientos de la UE, explicó Von der Leyen.

Pero por ahora hay dos Estados que han mostrado interés en el sistema, lo que no es suficiente para lanzar el ensayo, pero otros 12 países son compatibles con los requisitos técnicos, con lo que Bruselas espera poder iniciar las pruebas "a final de año".

La cumbre virtual sobre el coronavirus tuvo lugar cuando Europa suma ya 11.328.473 contagios y 279.827 muertes desde el inicio de la pandemia, según la información que recopila de los países el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) sobre los países de la UE y Estados asociados como el Reino Unido o Noruega.

El último boletín del ECDE sitúa a Luxemburgo como el país europeo más afectado actualmente por la COVID-19, con una incidencia acumulada de 1.195 nuevos en los últimos 14 días sobre 100.000 personas.

Le siguen Austria (1.083), Eslovenia (939.8) y República Checa (906), mientras que España tiene una incidencia de 513 en la tabla del ECDC, que cierra Finlandia, con 54.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento