El Gobierno espera sin garantías que Biden no sancione a España por la Tasa Google como amenazó hacer Trump

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, camina por la Quinta avenida en la ciudad de Nueva York (EE UU).
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, camina por la Quinta avenida en la ciudad de Nueva York (EE UU).
EFE/Fernando

El Gobierno espera que, tras negociarlos hasta final de año, en enero vean la luz los nuevos Presupuestos para 2021, justo en el momento en el que, en Washington, el 20 de enero Joe Biden jurará su cargo como nuevo presidente de Estados Unidos. A partir de entonces se verá si el nuevo mandatario rompe con todo lo que ha supuesto la Administración Trump o mantiene algunas actitudes. En concreto, el Gobierno español no sabe si Biden persistirá en la amenaza de sanciones que lanzó Trump contra los países que, como hará España el año que viene, pongan en marcha una Tasa Google. España confía en que no sea así, pero Moncloa admite que no hay señales para saber qué hará Biden.

Fuentes del Gobierno han indicado este jueves que "todo el mundo espera" una actitud de Biden distinta a la de Trump en este y otros muchos aspectos a escala multilateral pero también admiten que "no consta" que el próximo presidente de Estados Unidos haya hecho declaraciones específicas sobre qué hará respecto a la Tasa Google con la que el año que viene España empezará a gravar la actividad de muchas multinacionales estadounidenses. Trump considera a este nuevo impuesto como un ataque a los intereses de las empresas de Estados Unidos y hace meses intentó presionar al Gobierno español entre otros advirtiendo de que impondría sanciones.

Obstruccionismo de Trump

En todo caso y a pesar de las dudas, el Gobierno español está mucho más confiado en que Biden acabará con la actitud "obstruccionista" de Trump, que ha dificultado o imposibilitado directamente acuerdos internacionales sobre comercio, cambio climático o fiscalidad. En el caso concreto del Tasa Google, atribuyen a Estados Unidos el descarrilamiento de pactos para adoptarla en una escala más amplia, entre los países de la OCDE. Dentro de la UE, se busca armonizar un impuesto que de momento solo van a aplicar algunos países de forma unilateral, como Alemania, Francia o España.

La comunidad internacional confía en que la llegada de Biden dará paso a un Estados Unidos que confronte menos en la escena internacional de lo que lo ha hecho Trump en los últimos cuatro años y, aún con el republicano en la Casa Blanca, España ya está notando cierto cambio de actitud por parte de Estados Unidos. En estos momentos se está ultimando la declaración de la Cumbre del G-20 de este viernes y sábado y los sherpas españoles destacan que, de momento, aparecen en el texto final cuestiones relativas al multilateralismo y el peso de la Organización Mundial de la Salud (OMS), comercio o a la lucha contra el cambio climático que habrían sido "impensables" hace apenas unas semanas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento