Chapare, el virus que provoca fiebre hemorrágica: ¿qué se sabe hasta ahora de su transmisión?

Varias personas con mascarillas por la pandemia del coronavirus, en La Paz (Bolivia).
Varias personas con mascarillas por la pandemia en La Paz (Bolivia).
MARTÍN ALIPAZ / EFE

En plena pandemia del coronavirus en Bolivia, las nuevas informaciones sobre las vías de transmisión del virus Chapare, que puede causar fiebres hemorrágicas como el ébola, han generado un aumento de la preocupación entre los científicos. 

La fiebre hemorrágica del Chapare, provocada por una infección por el virus que recibe el mismo nombre, apareció por primera vez en Bolivia en el año 2004 en la provincia de Chapare causando la muerte de una persona. 

El segundo brote documentado ocurrió en el año 2019 en la provincia de Caravani, cerca de La Paz, con cinco casos diagnósticados, tres de los cuales fueron mortales, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés). 

¿Cómo se transmite? ¿Qué se sabe hasta ahora?

Este virus pertenece a la familia de los arenavirus y generalmente se transmiten a las personas mediante el contacto directo con roedores infectados o de forma indirecta por el contacto con su orina o heces. 

Sin embargo, un equipo de investigadores de los CDC ha descubierto la posible transmisión de este extraño virus de persona a persona en entornos de atención sanitaria. Estos hallazgos, que han sido presentados en la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina e Higiene Tropical (ASTMH), han generado importantes preocupaciones por los posibles brotes que puedan ocurrir en el futuro.

El surgido el año pasado provocó una rápida movilización para su investigación de los expertos en enfermedades infecciosas del Ministerio de Salud de Bolivia, los CDC y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para tratar de encontrar el origen de esta enfermedad que produce síntomas similares al ébola.

"Nuestro trabajo confirmó que un joven médico residente, un médico de ambulancia y un gastroenterólogo contrajeron el virus después de encontrarse con pacientes infectados, y dos de estos trabajadores de la salud murieron más tarde", señala en el comunicado Caitlin Cossaboom, epidemióloga con División de Patógenos y Patología de Consecuencias Altas de los CDC. 

En este sentido, una de las principales teorías es que los fluidos corporales "pueden portar el virus". De hecho, las nuevas ingestigaciones han encontrado evidencias de que el residente médico que falleció a causa de la enfermedad podría haber sido infectado mientras succionaba la saliva de uno de los pacientes. 

Sin embargo, los investigadores subrayan que es necesario realizar más análisis para conocer otras posibles vías de transmisión. Aún se desconoce dónde se originó este virus, cómo infecta a los seres humanos y si existe una probabilidad de que los brotes se extiendan en Bolivia o en otras regiones de América del Sur.

¿Qué síntomas provoca? 

Como se ha comentado anteriormente, el Chapare pertenece a los arenavirus como el virus Lassa o el virus Mapucho, patógenos potencialmente peligrosos. De hecho, al igual que estos, puede provocar fiebres hemorrágicas y complicaciones graves en diversos órganos del cuerpo.

Al haber pocos casos documentados con esta enfermedad, todavía existen ciertas incógnitas sobre la progresión de los síntomas y el periodo de incubación, señalan los CDC. A nivel general, el tiempo entre la exposición y el desarrollo de los primeros síntomas para otros arenavirus es de 4 a 21 días.

En el brote de 2019, los pacientes sufrieron fiebre, dolor abdominal, vómitos, encías sangrantes, erupción cutánea y dolor por detrás de los ojos, señala la epidemióloga Caitlin Cossaboom en el comunicado. Los signos de alarma detectados en ambos brotes también incluyeron dolor articular y muscular, de cabeza, de estómago e irritabilidad.

Al igual que sucede en otras fiebres hemorrágicas virales, "estos síntomas generalmente ocurren antes de los signos hemorrágicos en etapas posteriores", añaden desde los CDC. 

Sus síntomas son similares también a otras enfermedades endémicas en varios países de América Latina como el dengue. De hecho, los científicos creen que el virus Chapare "podría haber estado circulando en Bolivia durante años, pero es posible que los pacientes infectados hayan sido diagnosticados erróneamente de dengue".  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento