Éstas son las asignaturas pendientes de la sanidad sevillana:
Comidas - Macarena, Rocío y Valme suspenden en el servicio de comidas de las habitaciones.
Limpieza - Los centros más sucios, Macarena y Valme. Luego, el Rocío y, por último, Osuna, que supera la media.
Señalización - Los peores señalizados son el Macarena y el Virgen del Rocío.
Trato recibido - Aprueban todos en la atención de médicos y enfermeros.
Respeto - Donde peor los trataron, en el Macarena.
Estancia - Los pacientes están más de ocho días ingresados en Valme y Macarena.

Intervenciones quirúrgicas
Además, los hospitales sevillanos deben mejorar el tiempo de espera quirúrgica global, sobre todo en cataratas y hernias. En cambio, han incrementado el número de partos con anestesia epidural y han crecido en las intervenciones por cirugía mayor ambulatoria.
Así lo indica la Consejería de Salud en el II Informe anual (enero de 2004) de los indicadores de actividad y calidad.