Virginia, de 'OT' y Risto Mejide
Virginia, de 'OT' y Risto Mejide. 20MINUTOS.ES

Se intentó anunciar como una sorpresa, rodeado de un halo de misterio, un nombre sin más datos, pero fue imposible mantener el secreto. Este miércoles se presentaba el primer disco de Virginia Maestro, más conocida como La niña azul, la ganadora de la pasada edición de Operación Triunfo.

Pero ya no se llama Virginia. La "marea azul" que la encumbró deberá acostumbrarse a llamarla por su nuevo nombre artístico: Labuat, "una palabra que viene por la magia del cerebro de Risto Meijide y su sensibilidad; en realidad, es el primer local donde él escuchó música, una sala que está en Barcelona", explicó Virginia durante la presentación del álbum.

El polémico jurado del concurso, que también asistió al acto, ha escrito y compuesto muchas de las canciones. "Yo me ha dado a conocer criticando el trabajo de otros (...); ahora que compren el disco y critiquen", declaró.

Sobre las letras que ha regalado a la ex triunfita, quiso aclarar que no son "temas compuestos para Virginia", sino "temas que tenía ya compuestos desde hace tiempo". ¿La razón por la que se las entregó a ella? "Virginia tiene una voz especial, reconoces una canción suya aunque nunca la hayas oído".

Aseguran que el trabajo viene amparado "por una producción de gran potencia".

El CD contiene diez canciones que "se mueven con soltura por estilos diversos, que degusta los sonidos analógicos y huye de lo artificial" según la discográfica, Sony BMG, que además anuncia que el primer single del álbum es Soy tu aire.

Así definen el primer trabajo de Virginia: "En Labuat pueden aparecer sonidos de los 70, trompetas cool, aires de bossa, influencias beatle mezcladas con canción melódica, sonidos vintage convertidos en actuales, algo de funk, aromas de jazz, dance combinado con reggae-ska, pop y soul, referencias a Burt Bacharach o a los años 20 del pasado siglo..."

Además, aseguran que el trabajo viene amparado "por una producción de gran potencia", y lo es, porque The Pinker Tones han participado en esa producción, y que es "capaz de descubrir el mejor groove y conservar la delicadeza y la fuerza con cierto velo naïf".

The Pincker Tones, el dúo que acompaña a Virginia a lo largo de todo el disco, era hasta hace poco un grupo indie. Ahora prepara su salto al mainstream de la mano de esta joven con la que no ahorran elogios: "Ella tiene un bagaje muy amplio, le gusta la música buena. Es un brazo de Pinker Tones".