Encuentran ahorcada en la prisión de Brieva (Ávila) a Rosario Porto, condenada por la muerte de su hija Asunta

Rosario Porto, de 51 años y que cumplía condena de 18 años por el asesinato de su hija adoptiva, Asunta Basterra, ha sido encontrada ahorcada este martes en la cárcel de Brieva (Ávila), hasta donde había sido trasladada el pasado mes de marzo, desde la cárcel gallega de Teixeira.
Prisiones abre una investigación por la muerte de Rosario Porto, encontrada ahorcada en Brieva
Prisiones abre una investigación por la muerte de Rosario Porto, encontrada ahorcada en Brieva
EUROPA PRESS - Archivo

Porto utilizó una tela para suicidarse amarrándola a la ventana de su celda, donde no se ha encontrado carta ni escrito aunque había recogido todas sus pertenencias y las había metido en bolsas.

Fueron los funcionarios de vigilancia de la prisión abulense quienes encontraron esta mañana el cuerpo de Rosario Porto después de que no bajara a desayunar y fuera vista con vida en la inspección de recuento que se realiza a las 8 horas. Los funcionarios volvieron a la celda y se encontraron a Rosario Porto inconsciente, por lo que practicaron maniobras de reanimación.

Además, se dio aviso al Servicio de Emergencias 1-1-2, que se ha trasladado hasta la prisión, a unos 8 kilómetros de la capital abulense, pero sólo pudo certificar su muerte.

Asimismo, se ha dado aviso al juzgado de guardia y a la familia de la fallecida mientras que se ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido mientras se le realiza la autopsia al cadáver de Rosario Porto, que junto a su marido, Alfonso Basterra, fue condenada en 2015, por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, por la muerte de su hija, de 12 años, ocurrido dos años antes.

Porto, que entró en la prisión de A Lama, en Pontevedra, para cumplir su condena, y que luego pasó a la de Teixeiro, y desde allí, el pasado mes de marzo a la Brieva, contó hasta en seis ocasiones con protocolo antisuicidios, ya que en 2017 fue encontrada inconsciente en su celda tras ingerir pastillas y un año después se enroscó un cordón al cuello cuando estaba en la ducha, aunque los funcionarios de prisiones evitaron su muerte, según han informado a Europa Press fuentes próximas al caso.

El pasado mes de marzo, Rosario Porto, abogada de profesión, fue trasladada hasta la prisión de Brieva, donde su estado "mejoró" ya que se integró plenamente con el resto de las internas, además de que estaba "muy bien valorada" por ellas.

El protocolo antisuicidios no se puede mantener de forma indefinida ya que implica que el interno esté 24 horas supervisado con lo que se denomina 'preso sombra', normalmente en la enfermería. La buena evolución experimentada por Rosario Porto desde su llegada a Brieve llevó a los psicólogos a renunciar a dicho protocolo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento