José Luis Rodríguez Zapatero
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su rueda de prensa de este martes en Madrid. (Ángel Díaz / EFE). Ángel Díaz / EFE

3 de febrero de 2009: 3.327.801 personas en el paro. La cifra asusta y ya ha hecho que el Gobierno considere probable que a lo largo de los próximos meses se alcance los cuatro millones de desempleados. Y los mensajes del Gobierno se alternan ofreciendo, por una parte, "seguridad" y reconociendo, por otro lado, que "estamos en el momento más difícil de la crisis".

Vamos a superar la crisis económica

Estas últimas son palabras del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que, tras conocerse los nuevo datos sobre el desempleo en España, ha querido volver a mandar un mensaje de tranquilidad reiterando que, a partir de marzo y abril, comenzarán a crearse hasta 300.000 empleos gracias a las cerca de 32.000 obras públicas previstas "en el ámbito local" previstas en el plan de 8.000 millones que aprobó el Gobierno a finales de noviembre.

"El problema no es tanto el número de desempleados que tengamos contabilizados, sino la oportunidad que va a haber para decenas de miles de desempleados de tener un empleo nuevo en unos pocos meses". Zapatero, además, ha garantizado el cobro de las prestaciones por desempleo para que las personas que quedan en paro puedan cubrir sus necesidades básicas.

"Vamos a superar la crisis económica", ha subrayado el jefe del Ejecutivo, quien ha hecho hincapié en el efecto positivo que tendrá en el empleo el Fondo Estatal de Inversión Local mencionado anteriormente. En este contexto, ha pedido a los empresarios y a los ayuntamientos que contraten "prioritariamente" a personas en desempleo de larga duración y que llevan ya un tiempo cobrando la prestación por paro.

Cifras "espeluznantes"

Por otro lado, el presidente del PP, Mariano Rajoy, habla de cifras "espeluznantes" y asegura que los datos del paro sitúan a España "en emergencia nacional". Para Rajoy, el Gobierno está "desbordado" por la crisis y "superado por los acontecimientos", y le ha criticado por ser "insensible" a los planteamientos del PP en materia económica.