Bares y restaurantes abiertos al 30% y hasta las 17 horas desde el lunes en Cataluña, primer paso de la desescalada

Aspecto de la terraza de un bar cerrado de las Ramblas de Barcelona.
Aspecto de la terraza de un bar cerrado de las Ramblas de Barcelona.
EFE/Quique García

El Govern ya podría tener preparado el borrador del plan de desescalada de las restricciones en Cataluña, vigentes hasta el próximo lunes 23 de noviembre, tal y como se ha filtrado a la prensa desde fuentes del ejecutivo catalán. A partir de entonces, planea reabrir desde el mismo lunes los bares y restaurantes a un 30% de su aforo, siempre que el Procicat apruebe esta flexibilización entre este miércoles y el próximo jueves a petición de Salut de la Generalitat. 

La consellera portavoz, Meritxell Budó, ha indicado este martes tras la reunión semanal del Consell Executiu que "las medidas de contención de los contagios que se han tomado han funcionado" y que, gracias a ellas, "ya estamos en el pico de bajada de la segunda ola, que se alcanzó la semana pasada en Cataluña".

No ha querido avanzar, no obstante, el contenido de lo que ha denominado "plan de reapertura de las actividades que están cerradas" y que no ha querido definir específicamente como "plan de desescalada". Sí que ha confirmado que restauración, cultura y deporte reabrirán a partir del próximo lunes 23 de noviembre, y que Treball está trabajando con los sectores afectados, pero no ha detallado "cómo" serán estas reaperturas. 

Ha reconocido que esta flexibilización llegará a Cataluña a pesar de que no se haya alcanzado la previsión de Salut de tener menos de 300 ingresos Covid en las UCI como criterio sanitario indispensable para reabrir ciertas actividades.

La consellera Budó ha confirmado este martes que restauración, cultura y deporte reabrirán a partir del próximo lunes 23 de noviembre, pero no ha detallado "cómo" lo harán

"Todavía no hay nada cerrado ni definido", ha dicho Budó, que ha remarcado que esta misma tarde se reunirá nuevamente la Comisión Covid para seguir cerrando flecos. Sí que ha confirmado que, seguramente, la reapertura de las actividades cerradas será por fases y que "entre hoy y mañana tendremos determinada la primera parte" de esta reactivación, aprobada por el Procicat. "Las medidas se tomarán teniendo en cuenta el binomio entre salud y economía", ha avanzado, y estarán sujetas a que la velocidad de transmisión del virus se mantenga por debajo de 0,9. Si se elevan por encima de este tope, las cuatro etapas de desescalada planeadas podrían sufrir modificaciones.

En esta primera fase de desescalada, la hostelería reabrirá al 30% tanto en terrazas como en el interior de los locales y con un horario limitado de seis de la mañana a 17 horas. 

Los centros culturales (museos, teatros, cines y auditorios) y los espacios deportivos al aire libre también podrán retomar su actividad desde el día 23 a un máximo del 50% de su capacidad y con un máximo de 600 personas en el caso de los equipamientos culturales. 

Se mantiene el toque de queda nocturno, también en Navidad 

En la previsión de Salut, se mantendría la limitación de las reuniones sociales a un máximo de seis personas así como el toque de queda nocturno, que va de las 22 horas a las seis de la madrugada todos los días de la semana, también en el periodo navideño. Igual que el confinamiento perimetral de Cataluña y el municipal de fin de semana. 

Ya en una segunda fase del plan de desescalada, el confinamiento de fin de semana pasaría a ser comarcal (a partir del 7 de diciembre) y los gimnasios podrán reabrir al 50%. En esa segunda etapa, los restaurantes podrán ampliar su aforo al 50% y los equipamientos culturales al 70%. Las limitaciones al comercio seguirían en pie, con apertura solo de los establecimientos de menos de 800 metros cuadrados de superficie y al 30% de aforo.

La desescalada se han planteado en cuatro fases graduales, de 15 días de duración cada una. La segunda etapa arrancaría el próximo 8 de diciembre, justo tras el puente de la Constitución. 

A la espera de una nueva convocatoria de ayudas a autónomos

Budó cree que esta misma semana estará resuelta la manera de que todos los autónomos que no pudieron entrar en la primera convocatoria de ayudas puesta en marcha por Treball la semana pasada, y que se agotó en dos días, puedan optar a una segunda tanda de subvenciones en las que está trabajando intensamente la Generalitat.

"Los 20 millones de euros no fueron suficientes", ha reconocido la consellera. "Dejamos a una parte muy importante fuera", ha admitido. De ahí, que el ejecutivo esté trabajando en que "no vuelva a pasar lo sucedido la semana pasada, que no se hizo de forma correcta, y por lo que pedimos disculpas". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento