Indignación de los restauradores por la propuesta del Govern de cerrar a las 17h: "Ni ellos mismos se hablan"

Portavoces de la restauración de Catalunya en el acto unitario de representantes del sector, celebrado este martes en la Llotja de Mar.
Portavoces de la restauración de Catalunya en el acto unitario de representantes del sector, celebrado este martes en la Llotja de Mar.
ACN

El Departament de Salut de la Generalitat ha presentado este martes al Procicat el plan de desescalada para bares y restaurantes, que establece que puedan abrir hasta las 17:00 horas y con aforo del 30% tanto dentro como en terraza. Esta noticia la han recibido los representantes de la restauración de Catalunya en plena rueda de prensa en directo, lo que ha provocado una escena de indignación por enterarse de las medidas a través de los medios, y de nuevo sin haber tenido la oportunidad de llegar a un consenso con el Govern.

Según han explicado los portavoces de la hostelería de las cuatro provincias catalanas, el conseller de Empresa, Ramón Tremosa, se había mostrado favorable al plan de desescalada que propone el sector de la restauración, que contempla medidas diseñadas para rescatar a los establecimientos de su cierre de 40 días y que tienen en cuenta, a su vez, la seguridad ante la Covid-19. 

Se trata de un plan de desescalada en tres fases. La primera, del 23 de noviembre al 9 de diciembre, establece el cierre de establecimientos a las 23:00 horas -una hora después del toque de queda-, permitiendo a la ciudadanía desplazarse con el ticket del establecimiento como "pasaporte", al igual que con la cultura. Así mismo, propone abrir con un aforo del 100% en las terrazas y de entre el 30% y 50% en interiores, siempre respetando la distancia de seguridad entre mesas, entre otras medidas de seguridad. No obstante, este martes Salut ha presentado al Procicat otro plan distinto.

"Nadie nos ha preguntado"

Al conocer la intención de hacerles cerrar a las 17h, los representantes de la hostelería han apuntado que "más allá de la medida, se acaba de demostrar que nadie nos ha preguntado" y han considerado que el horario de Salut significa "tener a los mismos clientes, pero con una sobremesa más larga".

"Esto demuestra el desconocimiento que tienen del sector. Están dando palos de ciego"

"Esto demuestra el desconocimiento que tienen del sector. Están dando palos de ciego",ha opinado Antoni Escudero, presidente de la Federación de Hostelería de las Comarcas de Girona. Por su parte, Raimon Bagó, presidente del Clúster Foodservice, ha asegurado que no abrir de noche "no será viable para muchas empresas", y pide al menos hacer horario europeo: "Cenemos de 19 a 21h.", ha reclamado. 

"Ni entre ellos se hablan"

Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, ha mostrado su "sorpresa e indignación" al conocer la noticia del plan de Vergés en directo, y ha valorado que existe un Govern en el que "ni entre ellos hablan". Por su parte, Pere Santos, presidente de la Federación Intercomarcal d'Hostelería, Restauración y Turismo (FIHRT) ha respondido que "no es una novedad que no hablen entre ellos" y ha declarado: "De Empresa hemos recibido muchas veces que estaban de acuerdo con nosotros y Salut no quiere ni escuchar". 

En la misma línea, Escudero ha sentenciado: "Hay dos partidos que gobiernan y cada uno tira para un lado, y en medio nosotros recibimos las bofetadas. Hay una parte dura sanitaria y Tremosa, que entiende a la empresa".

La temporada de esquí, en peligro

Los hosteleros opinan que algunos de los establecimientos que saldrán más perjudicados con este horario son los que dependen del esquí. Josep Castellarnau, presidente de la Federación de Hostelería de Lleida, ha opinado que lo habitual es que los esquiadores salgan a tomar algo más tarde, cuando salen de las pistas de esquí, por lo que el cierre a las 17h es insostenible: "La gente acaba a las 16h de esquiar, se ducha y después baja a tomar algo", ha explicado. 

Sobre el asunto del esquí, Castellarnau también ha pedido al Govern una "declaración clara" sobre la apertura de las pistas, y ha recordado que este deporte "el motor económico y de subsistencia" de muchos pueblos pirenaicos. "Tenemos que aprender a vivir con el problema de la pandemia, y a partir de aquí haremos todo lo que se nos pida para trabajar con seguridad, pero no el cierre", ha concluido. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento