El fracaso de Ingenio, el satélite español perdido por un "error humano": ¿qué pasó y qué objetivo tenía la misión?

Despegue del cohete 'Vega'
Despegue del cohete 'Vega'
EFE
Despegue del cohete 'Vega'. EFE

A las 2.52 hora peninsular (01:52 GMT) de este martes, el satélite SEOSAT- Ingenio, con sello español, fue lanzado a bordo de un cohete Vega desde Kourou, en la Guayana Francesa. El cohete, sin embargo, se desvió de su trayectoria ocho minutos después de despegar, provocando la pérdida de la misión.

SEOSAT-Ingenio, la que era la misión espacial más ambiciosa de la industria española, iba a beneficiar a "la sociedad civil a través de imágenes terrestres en alta resolución" tal y como indicó Jorge Lomba, jefe del Programa Espacial del CDTI, en la rueda de prensa ofrecida por la ESA este pasado lunes.  

¿Qué ha ocurrido en el lanzamiento?

El cohete Vega VV17, que transportaba en su interior a Ingenio junto al satélite francés Taranis, funcionó normalmente en las tres primeras etapas, pero se desvió de la trayectoria "ocho minutos después" tras el primer encendido del motor de la etapa superior del Avum. "Se identificó entonces una desviación de trayectoria que conllevaba la pérdida de la misión", explica la ESA. 

¿Cómo se produjo el fallo?

La misión se pudo malogró por errores de integración del cohete, un problema "con el sistema de activación de boquillas AVUM de la cuarta etapa del cohete Vega como causa más probable de la pérdida de control del lanzador", dice la investigación preliminar. La responsabilidad del lanzamiento ha recaído sobre Arianespace, el operador comercial de transporte espacial, que ha expresado "profundas disculpas" al cliente y al fabricante del satélite. La empresa francesa apuntó además que la pérdida del satélite se debió a una serie de "errores humanos" y no a un fallo de diseño.

¿Qué era SEOSAT- Ingenio?

“Ingenio significa inteligente en español, hemos trabajado con un satélite de muy alto rendimiento pero no de un alto coste” declaraba Lomba este lunes sobre el nombre del SEOSAT.

Tenía una plataforma hexagonal con tres paneles solares desplegables, con un peso de 750 kg, además de 80 kg de combustible. El aparato transportaba una avanzada cámara dual. Con dos telescopios tipo Korsh o "cámaras", que capturarían las imágenes de la cubierta terrestre en la banda pancromática; es decir, tanto en blanco y negro como en las cuatro bandas multiespectrales (rojo, azul, verde e infrarrojo cercano) con una resolución de 10 m.  

Satélite Ingenio
SEOSAT Ingenio

¿Qué objetivos tenía la misión? ¿Cuáles eran sus aplicaciones?

Su principal objetivo era captar la cubierta terrestre de la Península Ibérica, Europa, África del Norte y América del Sur. Estaba previsto que tomara 600 fotografías diarias "con una resolución de 2,5 metros", según el jefe del Programa Espacial del CDTILas imágenes servirían para usos tan variados como la cartografía, la vigilancia del uso del suelo, el desarrollo urbano y la gestión del agua terrestre. 

Su aplicación también iba a ayudar al programa Copernicus de la UE y del Sistema Mundial de Sistemas de Observación de la Tierra (GEOSS) del Grupo de Observación de la Tierra (GEO). Además, Ingenio cooperaría con la sonda Paz, el satélite español lanzado por SpaceX.  "Ingenio es un satélite con tecnología óptica, más enfocado a usos civiles y tenemos el programa de Paz, más orientado a usos de seguridad y defensa. Ambos se han creado juntos y con complementarias aplicaciones", informaba Lomba.

¿Cuánto ha costado y quiénes lo han financiado?

El proyecto que ha rondado “los 200 millones de euros incluyendo el coste del satélite y lanzamiento”, tal y como explicó en la conferencia de prensa, ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). En el diseño, desarrollo y fabricación de ingenio han trabajado empresas españolas como Airbus, Thales Alenia Space, Indra, GTD, Crisa, Deimos Space, GMV, HV Sistemas, Iberespacio y SENER Aeroespacial. Todo ello bajo la supervisión de un equipo de la Agencia Espacial Europea y encargando el lanzamiento a Arianespace

¿Cuáles eran las fases de la misión?

Después de su lanzamiento este martes a las 2.52 hora peninsular (01:52 GMT) y después de un vuelo de 122 minutos, el satélite se iba a separar de Vega a una altitud de 670 km, en la órbita heliosíncrona. A partir de ahí las primeras imágenes del instrumento llegarían en dos, tres semanas y se vería "si todo está en correcto funcionamiento dentro de seis meses a partir del lanzamiento" contaba José F. Moreno, presidente del Grupo Asesor de la Misión.

¿Qué pasará ahora?

Arianespace y la ESA han anunciado una comisión de investigación para investigar esos "errores de integración" del cohete que malograron la misión. La empresa francesa indica que están estudiando la telemetría y proporcionará pruebas detalladas "para explicar por qué no se tomaron medidas para identificar y corregir el error".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento