La italiana en coma vegetativo llega a la clínica donde será desconectada

  • Eluana Englaro tiene 37 años y lleva en coma vegetativo desde 1992.
  • Se le retirará la alimentación asistida y morirá en dos semanas.
  • Un grupo de manifestantes intentó detener la ambulancia cuando llegaba a la clínica de Udine, al norte de Italia.
Varias personas intentan impedir el traslado en ambulancia de Eluana Englaro hacia la clínica 'La Quiete' de Udine. (Stefano Cardini / EFE).
Varias personas intentan impedir el traslado en ambulancia de Eluana Englaro hacia la clínica 'La Quiete' de Udine. (Stefano Cardini / EFE).
Stefano Cardini / EFE
Eluana Englaro, la italiana en estado de
coma vegetativo desde 1992, llegó este martes en una ambulancia a la
clínica ´La Quiete´ de Udine (al noreste del país), donde en los próximos días
se le desconectará la sonda alimenticia que la mantiene con vida.

La mujer, de
37 años, abandonó la clínica de Lecco (cerca de Milán) y llegó a las 04.54 GMT al centro médico de Udine. Esta clínica se mostró dispuesta hace unas semanas a acoger a Englaro para poner en marcha la decisión del Tribunal Supremo que
autorizó a su familia a desconectarla. La clínica ignora la circular del Ministerio de Sanidad del pasado 17 de diciembre en la que

Los responsables de la clínica explicaron que la mujer no será desconectada inmediatamente, sino que esperarán unos tres días hasta que un equipo de voluntarios le retire la alimentación e hidratación asistida.  Según los médicos, Eluana puede tardar unos quince días en morir.

En las puertas de la clínica de Lecco se reunió un grupo de manifestantes del ´Movimiento a favor de la Vida´ que protestó contra el traslado de Eluana Englaro y que intentó detener la ambulancia.

Críticas de la Iglesia

El obispo de Udine, Pietro Brollo, también ha lanzado un llamamiento a "la conciencia de todos" en el que afirma que "el único deber en estas horas de la sociedad es el de ayudar a vivir a Eluana".

Mientras, el cardenal mexicano y presidente del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud, Javier Lozano Barragán, calificó de "abominable asesinato" la desconexión de la sonda alimenticia a Eluana Englaro. Barragán, "ministro de Sanidad" del Vaticano, pidió "detener la mano asesina" que se encargará del proceso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento