El taxi podrá bajar su oferta si hay una caída "radical" de demanda en Madrid

  • El Ayuntamiento atiende la petición del sector en la nueva Ordenanza Reguladora del Taxi que entrará en vigor a principios de 2021.
  • La normativa incluirá también la licencia por puntos, el taxi compartido y el precio máximo.
Varios taxis vacíos recorrían Madrid en octubre.
Varios taxis vacíos recorrían Madrid en octubre.
Jorge Paris

La nueva Ordenanza Reguladora del Taxi, que entrará en vigor a comienzos del año que viene, incluye la principal demanda que ha emitido el sector durante los últimos meses de pandemia. Ahora los taxistas podrán reducir su oferta cuando se produzca una caida "radical" de la demanda, tal y como adelanta el área de Medio Ambiente y Movilidad, a 20minutos.

Serán los técnicos municipales quienes determinen si efectivamente se produce una situación de expecionalidad, como explican desde el área que dirige Borja Carabante, "a través de un informe".

De esta forma, el Consistorio matritense da cabida legal a una exigencia que solo pudo llevar a cabo bajo el estado de alarma –el servicio se redujo al 50% de lunes a viernes y los fines de semana de 16.00 a 8.00 horas– pero que actualmente no se puede cumplir con la normativa vigente.

Esta medida irá acompañada de otras que permitirán "flexibilizar el sector para hacerlo más competitivo respecto a otros medios de transporte", señalan desde Cibeles. Pues la futura Ordenanza, incluirá también la licencia por puntos, el taxi compartido y el precio máximo.

Con la primera propuesta se permitiría, de forma similar al carné de conducir, graduar las sanciones por reincidencia y la habitualidad en los comportamientos punibles, llegando incluso a producirse la pérdida de la licencia en las conductas más lesivas. La pérdida de puntos estaría limitada a un conjunto de sanciones graves y muy graves.

La siguiente iniciativa plantea que el conductor podría llevar en un mismo recorrido a varios usuarios que compartan un itinerario similar. De este modo, el viajero podría reducir sustancialmente el coste del trayecto, como ya ocurren en otras plataformas de movilidad urbana.

Por último, el Ayuntamiento estudia sustituir el sistema del taxímetro por un precio fijo acorde al tiempo del trayecto. "Lo que se propone ahora es que el usuario pueda contratar el taxi de un modo más flexible, como se ofrece en el mercado a través de plataformas que suponen una competencia muy importante para el sector, es decir, con un precio máximo", indica el área de Medio Ambiente Movilidad que hará este anuncio hoy durante la comisión del Ramo.

El Ayuntamiento de Madrid "ha tendido tiende en todo momento la mano al taxi", sostiene el equipo de Martínez-Almeida. Y es que, según recuerdan, en octubre se amplió la primera línea de ayudas de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360, Cambia 360, para que el sector pueda renovar la flota por otra menos contaminante. "De los 2,8 millones de euros que se lanzaron en mayo, se elevó el presupuesto de las subvenciones hasta los casi 4 millones para poder dar cobertura al 100% de las solicitudes hasta llegar a más de 2.100 taxistas. Esta partida supone la mayor inversión que haya previsto el Ayuntamiento de Madrid para el sector, multiplicando por diez las subvenciones del año 2019", advierten.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento