Un hombre de 35 años y nacionalidad francesa y origen marroquí ha resultado con quemaduras graves en más del 50 por ciento de su cuerpo al rociarse con gasolina y prenderse fuego en un bar de la localidad de Alcantarilla.

El suceso ocurrió pasadas las once de la mañana cuando una persona alertó al teléfono 112 de la Región desde el bar "Los Tres Ases" de que un hombre se encontraba herido con quemaduras. Los agentes se personaron en el lugar de los hechos y comprobaron que este individuo tenía una garrafa de gasolina en la mano y un mechero.

Lo apagaron con cazadoras y una manta

Posteriormente, el hombre se prendió fuego y los agentes extinguieron las llamas con sus cazadoras y con una manta que aportó un vecino.

Al lugar se desplazaron bomberos y una unidad médica de emergencias (UME) que atendió y trasladó al herido a la unidad de cuidados intensivos del hospital Virgen de la Arrixaca, de Murcia, con heridas de pronóstico grave que afectan a más del 50 por ciento de su cuerpo.

El hombre dijo a la Policía Local, momentos antes de prenderse fuego, que quería quitarse la vida por los problemas que tenía con su pareja sentimental, informaron fuentes policiales.