La estatuilla del Goya robada al cineasta Albert Solé cuesta más de 1.000 euros

  • Alguien se llevó el galardón del bar en el que celebraba su premio con el equipo de 'Los Crímenes de Oxford'.
  • El escultor asegura que es una obra de arte, hecha en bronce, y que es la primera vez que ocurre algo así.
  • El cineasta va a poner una denuncia; la presidenta de la Academia pide a quien la vea en manos de alguien, que lo diga.
Albert Solé agradeciendo a la Academia su Goya.
Albert Solé agradeciendo a la Academia su Goya.
EFE
Albert Solé no ha perdido sólo un prestigioso premio,
sino que se ha quedado sin una "obra de arte".

"Es una pena, porque es muy majo", asegura a
20minutos.es José Luis Sánchez,
dueño del taller, junto a su hermano Enrique, en el que se fabrican a mano los premios Goya. Sin confesar el precio total por pieza, nos dice que cada una cuesta "entre 150.000 y 400.000 pesetas", es decir, entre 900 y 2.400 euros.

Alguien sustrajo el domingo por la noche el galardón que la Academia de Cine concedió al hijo de
Jordi Solé Tura por su película documental
Bucarest, la memoria perdida. Fue, según avanzó por la mañana la presidenta
en un bar de la calle Echegaray de Madrid, donde se celebraba una fiesta privada.
El pedido, tres o cuatro meses antes
Premio GoyaEl cineasta acudió allí junto al equipo de
Los Crímenes de Oxford -que obtuvo tres
cabezones- y dejó su Goya en el guardarropa.
Alguien llegó después y se lo llevó, a pesar de la vigilancia, sus tres kilos y el considerable tamaño. "Vaya problema, pero se van de fiesta con ellos y claro...", explica Sánchez.

Él fue quien introdujo las nuevas medidas y
redujo el peso de la estatuilla hace veintiún años, quedando tal y como la conocemos hoy. Un equipo las produce todas "con métodos artesanales" mediante la técnica de la "fundición a la cera perdida"; el pedido -"23 cada año"- se hace tres o cuatro meses antes.

"Después, si el galardón es compartido, la Academia nos pide réplicas", dice, aunque en este caso no sabe cómo procederá la institución, si reclamará o no una copia para Solé,
"yo no puedo dar una por mi cuenta, me la tienen que pedir". Cada estatua es de bronce y lleva una placa grabada con el nombre del premio y el año.
"Envuelto en un halo de misterio"

Pero, y a pesar de no estar personalizadas, Solé
"tiene un disgusto del diez" , según González-Sinde. El director ha explicado a
20minutos que va a poner una denuncia, aunque se lo ha tomado con humor, ya que al ser la fiesta de
Los Crímenes de Oxford y llamarse el pub en cuestión,
Irreal, todo está "envuelto en un halo de misterio".

"Apagamos las luces y que lo devuelvan", ha dicho González-Sinde. La Academia está preocupada
porque el Goya haya caído en manos de algún mitómano, así que ha dicho que "si alguien tiene algún amigo que sin haber hecho ningún documental, tiene un Goya, que le haga entrar en razón".

No ha sido el único susto para Sánchez -"nunca habían robado una de las estatuas"-, ya que, en mitad de la gala,
vio como una de sus creaciones se hacía añicos en un gag. "No es posible, pensé, se ha roto", explica, pero luego se dio cuenta de la broma. Sus esculturas no se rompen, como mucho se les achata "la nariz".
Mostrar comentarios

Códigos Descuento