Uno de los investigadores de la vacuna española: "Aunque haya varias vacunas, el resto de estudios no deben parar"

  • Felipe García es el investigador principal del proyecto de vacuna contra la Covid del IDIBAPS de Barcelona.
Felipe García, investigador del hospital Clínic de Barcelona.
Felipe García, investigador del hospital Clínic de Barcelona.
FRANCISCO AVIA

Tras los esperanzadores resultados presentados el pasado lunes por Pfizer sobre su proyecto de vacuna frente a la Covid-19, la comunidad científica se ha llenado de optimismo sobre el potencial de una nueva generación de vacunas que van a ser comercializadas por primera vez tras años de ensayos clínicos: las de ARN mensajero (ARNm).

Otras farmacéuticas como Moderna o CureVac están también desarrollando proyectos similares y, en España, el doctor Felipe García es el investigador principal del equipo que desarrolla una vacuna con esta tecnología en el Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer del Hospital Clínic de Barcelona.

¿Qué papel tiene el ARN en el organismo?

Nuestro cuerpo funciona a base de proteínas.Todos los seres vivos tenemos material genético, formado por ADN, que se traduce en ARN que es el que lleva la información para producir las proteínas de las que estamos hechos todos.

¿Cómo funcionan las vacunas tradicionales?

Lo que las vacunas tradicionales introducían en el organismo era o la proteína del virus o un virus completo inactivado o atenuado. Esto tiene un problema, la célula no interpreta que esté infectada y la mejor respuesta inmunitaria ocurre si tú simulas lo mejor posible una infección real. Con estas vacunas no se simula del todo.

¿Qué diferencia hay con las de ARN mensajero?

Lo que planteamos nosotros y otros grupos desde hace años es que si pones el material genético, en este caso el RNA, la célula cree que está realmente infectada por, en este caso, el coronavirus.

¿Qué ventajas tiene esto?

Pensamos que la respuesta inmunitaria es más potente y es capaz de producir la respuesta contra el coronavirus y al final sería potencialmente eficaz para evitar la infección.

¿Cómo actúa ese ARN cuando entra en el organismo?

Utilizamos una secuencia concreta de ARN que selecciona una proteína del virus para que el organismo produzca esta la proteína y la reconozca como parte del coronavirus. Por ejemplo, en el caso de la vacuna de Pfizer, cogemos las zonas que producen la proteína de la espiga, que al final es la que se va a unir a la célula. Si tu generas anticuerpos frente a esa proteína, estos anticuerpos, cuando el virus te intente infectar, impedirán que una a la célula y, por tanto, harán que no sea posible la infección.

¿Cómo se introduce ese ARN en el cuerpo?

Se inyecta intramuscularmente. El ARN se protege un poco porque dentro del organismo hay unas enzimas que se llaman ribonucleasas que lo destruyen, por lo que se protege con grasas, con lípidos. Cada grupo lo protege con los lípidos que considere.

¿Se ha producido antes este tipo de vacunas?

Nosotros hemos probado ya en humanos una vacuna del VIH y en cáncer se están probando, pero nunca se han comercializado. Es una metodología relativamente nueva y comercializar una vacuna necesita bastantes años y esto no se ha llegado a hacer por estos motivos. Pero no es que nunca se hubiera usado previamente, nosotros mismos hemos vacunado a más de 70 personas de VIH con RNA mensajero.

¿En qué punto se encuentra vuestra vacuna de ARNm? 

Tenemos resultados preliminares en ratones que no han sido malos y estamos esperando unos segundo resultados para ver si son lo suficientemente buenos como para poder ir a humanos. Lo sabremos en pocas semanas y esperamos poder empezar a principios de 2021. 

¿Si las vacunas que están más avanzadas funcionan será el final de vuestro proyecto? 

No. Primero porque no sabemos si esta vacuna a largo plazo va a ser protectiva, segundo porque no sabemos si puede tener efectos secundarios o no a largo plazo y la única forma de saberlo es que los estudios continúen. Aunque aparezcan una o dos o tres vacunas eficaces, esto no debe hacer que se paren el resto de estudios de vacunas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento