Detenido el empresario de Loeches que amenzaba con prenderse fuego

  • El hombre amenazaba con quemarse dentro de su camión si el Consistorio no le paga la deuda.
  • Su empresa, que llegó a tener 20 trabajadores, atraviesa por dificultades al no haber percibido los 450.000 euros que le deben.
  • La Policía Local, la Guardia Civil y su familia han logrado que depusiera su actitud.
El empresario José María Solís en el momento de ser detenido. (ARCHIVO)
El empresario José María Solís en el momento de ser detenido. (ARCHIVO)
AGENCIAS

El Ayuntamiento de Loeches sigue debiéndole dinero, exactamente 450.000 euros, pero José María Solís, propietario de la empresa constructora Cavas, no pondrá fin a su vida como había anunciado esta misma mañana.

El empresario, que permanecía desde las ocho de la mañana de este lunes a las puertas del Ayuntamiento de Loeches en su camión y había amenazado con quemarse dentro del vehículo, ha depuesto su actitud convencido por miembros de su familia, de la Policía Local y del experto negociador de la Guardia Civil.

El hombre, que ha sido detenido por desórdenes públicos, pasará a disposición judicial en las próximas horas, según han informado fuentes de la Guardia Civil.

"Estoy aquí y de aquí no me muevo. O me voy con el cheque, o me voy para alante, pero el alcalde no se ríe más de mí. Aquí estoy con una botella de gasolina y un bidón, porque ya no puedo más, estoy desesperado", había declarado José María Solís, firme en su determinación.

Una deuda que el Consistorio tiene contraída con él por la ejecución de obra pública hace cuatro años le ha llevado a esa situación.  Entre nervios y sollozos, su hijo David ha explicado que la empresa, de carácter familiar, empezó a funcionar en el año 1990 y ha llegado a tener 20 trabajadores.

"Ahora están todos en la calle y no les hemos podido pagar la liquidación, porque no tenemos liquidez, y es vergonzoso que estemos en esta situación mientras que este Ayuntamiento nos adeuda 450.000 euros por una obra que realizamos en vías pecuarias del municipio", ha dicho.

Está "deseperado"

José María Solís se ha referido a su situación como "desesperada, porque hemos tenido que despedir a todos los empleados, no tenemos trabajo y no podemos hacer nada; hay créditos que me están cumpliendo, tengo también hipotecas a las que no puedo hacer frente y me van a empezar a embargar y, mientras, tengo que estar escuchando 28.000 palabras buenas del alcalde que ninguna son verdad".

El hijo del empresario ha criticado también la actitud del alcalde, Pedro Díaz, del PSOE, "porque ha llegado aquí, en torno a las nueve, nos ha soltado un mitin para borregos y se ha metido en el Ayuntamiento, debe ser que aquí hace frío; porque no hacen más que huir y huir. Si no tienen dinero para pagar, que no contraten las obras, porque no es de recibo lo que están haciendo", ha agregado.

El empresario ya denunció el impago del Ayuntamiento hace más de un año ante los tribunales "pero la justicia es muy lenta y nosotros no podemos esperar más", ha agregado Solís.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento