Ligadura de trompas, el método anticonceptivo definitivo: ¿en qué consiste? ¿Qué riesgos tiene?

Dibujo esquemático de los órganos reproductores femeninos.
Dibujo esquemático de los órganos reproductores femeninos.
Wikipedia

La ligadura de trompas es una de las opciones anticonceptivas irreversibles para las mujeres, es decir, un método definitivo que suele estar destinado a aquellas mujeres que ya han sido madres y no quieren tener más hijos o para las que no han tenido hijos y están seguras de que no quieren tenerlos. 

Así, es necesario tener claro en qué consiste este método y conocer el resto de posibilidades anticonceptivas antes de tomar una decisión. Según una encuesta de la Asociación Española de Contracepción, realizada en 2018 a un total de 1.800 mujeres de entre 15 y 49 años, un 31,4% de las mujeres que optaron por una ligadura de trompas, no lo hubieran hecho en caso de haber conocido los métodos reversibles de larga duración, teniendo en cuenta solo a las mujeres que no conocían estos otros métodos. 

¿En qué consiste la ligadura de trompas?

Cuando una mujer ovula, el óvulo pasa a las trompas de Falopio a la espera de ser fecundado. Así, es en el tramo final de las trompas de Falopio donde tiene lugar la fecundación, por lo que si se bloquea, el espermatozoide nunca llega al óvulo. 

En términos generales, esta intervención consiste en cerrar el lugar de paso de los óvulos, es decir, las trompas de Falopio, la cual puede hacerse mediante cirugía o a través de la vagina y el útero. La ligadura de trompas es permanente e irreversible y, una vez realizada, ya no hay vuelta atrás, según el documento sobre métodos anticonceptivos del Ministerio de Sanidad. 

Aunque es una intervención sencilla, la ligadura de trompas requiere de un profesional y de atención hospitalaria. La paciente puede ser intervenida bajo anestesia general o mediante anestesia raquídea, según la web de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. 

El proceso consiste en una incisión quirúrgica en el abdomen para, después, introducir una sonda con un laparoscopio en el extremo. Posteriormente, se cortan, se ligan o se bloquean para evitar el embarazo. La paciente, normalmente, es dada de alta a las pocas horas de la intervención. 

La ligadura de trompas puede ser quirúrgica o no quirúrgica, mediante la colocación de dos dispositivos intratubáricos. Además, se puede realizar en cualquier momento, incluso, después de un parto o durante una cesárea.

¿Por qué se realiza la ligadura de trompas?

La ligadura de trompas suele estar recomendada para las mujeres adultas que ya han sido madres y no quieren tener más hijos, ya que esta decisión es definitiva. 

Uno de los motivos por los que se toma esta decisión es para evitar el uso de otros anticonceptivos. Una vez realizada la ligadura de trompas, ya no se necesita ningún tipo de anticonceptivos, aunque este método no previene las enfermedades de transmisión sexual, tal y como indican desde Mayo Clinic

Por otro lado, la ligadura de trompas puede disminuir el riesgo de sufrir cáncer de ovario, más aún si se opta por la intervención que consiste en extraer las trompas de Falopio. 

Antes de tomar esta decisión, los especialistas se aseguran de todos los riesgos de esta intervención, además de informar de otros métodos efectivos para evitar el embarazo que no son definitivos. 

Riesgos de la ligadura de trompas

Los riesgos de la ligadura de trompas están relacionados con la incisión que debe hacerse en el abdomen así como el uso de anestesia. Entre los riesgos de esta intervención están los siguientes: 

  1. Daños en los intestinos, la vejiga o vasos sanguíneos 
  2. Reacción a la anestesia
  3. Curación inadecuada de la herida
  4. Infección de la herida
  5. Dolor pélvico o abdominal 

Otro de los riesgos es que la intervención sea fallida y, por tanto, se produzca más adelante un embarazo no deseado al no volver a utilizar otros anticonceptivos. 

Entre los factores que pueden aumentar la probabilidad de complicaciones por esta intervención se encuentran la diabetes, la obesidad o haberse sometido a una intervención abdominal o pélvica de otro tipo, según Mayo Clinic

Mostrar comentarios

Códigos Descuento