Madrid plantea proteger por ley la educación especial y la concertada

  • Ayuso quiere contrarrestar el proyecto educativo de Celaá porque considera que busca una igualdad "falsa y maniquea".
Ayuso defiende que es su obligación no hacer una cuarentena de cara "a la galería" o por "postureo"
La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, este jueves durante la sesión de control al Gobierno en la Asamblea regional.
OSCAR DEL POZO

El Gobierno central tendrá enfrente a la Comunidad de Madrid si saca adelante el proyecto de ley educativa, la conocida como ley Celaá, en los términos en los que está redactada actualmente. Así se desprendió este jueves de las manifestaciones de la presidenta Isabel Díaz Ayuso y del consejero de Educación, Enrique Ossorio, que anunciaron que darán pasos para contrarrestar la reforma de PSOE y Unidas Podemos.

La líder del Ejecutivo autonómico censuró tanto el procedimiento de tramitación –"con rodillo y sin consenso", opinó– como el contenido del texto. De él dijo que "perjudica" la calidad del sistema educativo en España, ataca el español y pretende acabar con la libertad de elección de las familias que tienen hijos con necesidades educativas especiales.

"Ante esta mezquindad", aseveró Díaz Ayuso durante el pleno de la Asamblea, "les digo que vamos a presentar desde este Gobierno una ley que sin fisuras va a defender no solo a la concertada y la libertad de enseñanza en general, sino, sobre todo, la Educación Especial", agregó.

La presidenta madrileña se mostró especialmente crítica con la regulación de la educación especial. Díaz Ayuso aseguró que la inclusión que busca el proyecto educativo es "falsa y maniquea" y aseguró que las familias con hijos con necesidades especiales "están en pie de guerra" con esta iniciativa. Además, la líder del Ejecutivo PP-Cs opinó que la igualdad "no se consigue siempre para todos los niños de la misma manera" porque tienen distintas necesidades.

"Leer las novedades de ese proyecto parece una novela de terror por entregas", manifestó el consejero de Educación. Ossorio opinó que el proyecto de ley "era muy perjudicial para España y para la Comunidad de Madrid desde el principio" y aseguró que la tramitación parlamentaria "lo está empeorando cada día".

El consejero abundó en la crítica que minutos antes había hecho la presidenta en el hemiciclo. "Van contra las familias numerosas, quitando los puntos adicionales que tenían para elegir centro (...) y contra la excelencia y la cultura del esfuerzo, porque limitan el número de repeticiones y quieren generalizar el aprobado general", añadió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento