EH Bildu da el 'sí' a los Presupuestos y complica la posición de Ciudadanos

  • Otegi anuncia que su partido aprobará los Presupuestos "salvo sorpresa" e Iglesias sostiene que esa vía excluye a Cs.
  • Cs insta a Sánchez a desautorizar a su vicepresidente y "elegir" entre ellos y los independentistas.
La portavoz parlamentaria de Bildu, Mertxe Aizpurua, junto a Pablo Iglesias este miércoles.
La portavoz parlamentaria de Bildu, Mertxe Aizpurua, saluda a Pablo Iglesias este miércoles.

La tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene avanza, y según pasan los días los potenciales socios del Gobierno le piden que se decida por una de las dos vías que tiene para sacarlos adelante y que parecen incompatibles entre sí: la que pasa por ERC y EH Bildu, por un lado, o la de Cs, por el otro. Este miércoles, los abertzale dieron un paso más anunciando a las claras que están decididos a votar a favor de las cuentas "si las cosas no se tuercen". Y, horas después, el partido naranja insistía en el órdago que planteó el martes: si el Gobierno quiere sus votos, tendrá que renunciar a conseguir el apoyo independentista.

Hasta ahora, la parte socialista del Ejecutivo no ha renunciado a aunar el voto a favor de ERC, EHBildu y Cs a los Presupuestos cuando se voten dentro de unas semanas. De hecho, este mismo miércoles, la ministra de Hacienda, María JesúsMontero, pedía en el Congreso "responsabilidad" a los grupos para sacar las cuentas adelante durante la primera jornada del debate de totalidad de los Presupuestos. Y criticaba los "vetos cruzados", en referencia velada al rechazo de ERC y Cs a votar a favor de las cuentas si lo hace el otro. 

"Los vetos cruzados solo nos llevan a la frustración" y convierten "la política en un ejercicio impracticable", señalaba Montero. Pero lo hacía unas horas después de que el líder de EHBildu, Arnaldo Otegi, asegurase que su formación apoyará "salvo sorpresa" los Presupuestos y casi a la vez de que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, afirmaba que ese anuncio refleja que es "inviable" aprobar las cuentas a la vez con el "bloque de la investidura" y con Cs, que "gobierna gracias a la ultraderecha" y forma parte "del bloque de Colón".

Y es que solo elPSOE sigue insistiendo en que es posible reunir un apoyo transversal a los Presupuestos. Unidas Podemos plantea desde hace meses en que el Gobierno debe priorizar a los partidos que le facilitaron la investidura, y aunque Cs ha mantenido un perfil bajo en las últimas semanas para mantener todas sus opciones en la negociación, el martes dio un golpe sobre la mesa y subió el precio de sus votos exigiendo al Gobierno que rompa su pacto con ERC para eliminar de la nueva ley de educación la mención al castellano como lengua vehicular en la enseñanza.

Cs mantiene su órdago

El partido naranja, por boca de su portavoz adjunto, Edmundo Bal, hizo hincapié este miércoles en lo que 24 horas antes había expresado su número uno, Inés Arrimadas: si los independentistas apoyan losPresupuestos, estos no contarán con los votos de Cs. Según señaló Bal, "existen dos vías", las propuestas de su formación y las de los independentistas son "totalmente incompatibles" y Sánchez "va a tener que elegir" entre unos y otros, porque juntar los votos de ambos en torno a un mismo texto es "inviable".

Eso sí: que EHBildu haya mostrado su intención –provisional– de votar a favor de los Presupuestos no implica automáticamente que Cs vaya a levantarse de la mesa de negociación con el Gobierno. De hecho, Bal insinuó que el anunció de los abertzale y la posterior celebración de Iglesias responden a una estrategia para sacar al partido de Arrimadas de la ecuación. "El señor Iglesias y el señor Otegi se han puesto un poco nerviosos, porque salir deprisa y corriendo a decir ‘seguramente votaremos sí’, sin más detalle, me suena bastante vacío", señaló el dirigente de Cs.

Quien seguro que no estará en esa foto final de los Presupuestos será el PP, cuyo líder, Pablo Casado, mantuvo un duro rifirrafe con la ministra Montero en el Congreso durante el debate de la enmienda presentada por los populares para intentar tumbar la tramitación de las cuentas a las primeras de cambio. Después de que la titular de Hacienda tachase de "irresponsabilidad" la negativa del PP a negociar los Presupuestos, Casado le espetó que no puede decir que son unas cuentas "de país" porque "tienen el sello de Bildu, de ERC y del partido más radical en un gobierno de la UE, como es Podemos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento