Cómo vivir cuando el dolor nunca se va

  • Más de 1.500 pacientes al año son tratados por la Unidad del Dolor del Virgen de las Nieves.
  • El área consigue aliviarles el sufrimiento.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA

Vivir sufriendo. El dolor obliga a miles de granadinos a pasar los días enclaustrados en casa. La Unidad del Dolor y Cuidados Paliativos del hospital Virgen de las Nieves «intenta», según Rafael Gálvez, anestesiólogo, «dar un poco de felicidad a los pacientes aliviando su angustia con medicación y tratamientos innovadores».

Los enfermos, unos 1.500 el año pasado, llegan a la Unidad del Dolor del centro sanitario tras haber sido desahuciados por otras especialidades médicas «en las que ya no pueden hacer nada por ellos, porque no existen remedios curativos para sus dolencias», explica Gálvez.

Problemas osteomusculares (huesos y músculos), vasculares, lesiones nerviosas, oncológicos... son las patologías más frecuentes a las que se enfrentan a diario los doce trabajadores de la Unidad del Dolor.

«Contamos -continúa el experto- con dos psicólogos y un trabajador social, porque tras el dolor viene la depresión. La gente tiene que dejar de trabajar, no puede llevar una vida normal y eso, al sufrirlo durante años, suele provocar situaciones de estrés, de ansiedad...»

La mayoría de los tratamientos paliativos empleados son farmacológicos: se trata de «una medicación de por vida para aliviar la situación del paciente, porque estar enfermo no significa que tengas que estar postrado de forma permanente en una cama».

Las infiltraciones para actuar sobre un nervio dañado son otra de las técnicas más utilizadas. Y la implantación de electrodos en la columna, que transforma el dolor en hormigueo, o las bombas de medicación (colocadas dentro del cuerpo) son varias de las terapias más innovadoras, junto con la acupuntura, empleada sobre todo para tratar lumbalgias crónicas. Son recetas para ahuyentar el tormento y poder vivir.

El doble de enfermos en 5 años

El 60% de los pacientes de la Unidad del Dolor tienen más de 70 años, aunque cada vez están llegando más enfermos jóvenes con problemas de huesos o diabéticos con dolor. El número de pacientes se ha duplicado en los últimos cinco años y entre el 70% y el 80% encuentran alivio a sus dolencias.

El área, además, es de las pocas que cuenta con un teléfono de consulta personalizado para los pacientes y el servicio de cuidados paliativos (para enfermos avanzados) ofrece un soporte para sanitarios que funciona las 24 horas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento