Los malagueños debemos el doble de dinero del que tenemos en bancos y cajas

  • Pero por primera vez en ocho años el endeudamiento se frena y crece casi tanto como los ahorros.
  • Se otorgan cuatro veces menos préstamos.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA
Las familias y empresas malagueñas acumulan en sus cuentas bancarias menos de la mitad del dinero que deben a entidades financieras, según los últimos datos aportados por el Banco de España.Más de 20.444 millones de euros se guardan en cajas de ahorros, bancos y cooperativas de crédito, pero los préstamos ascienden a 47.202 millones. Esto no siempre ha sido así. Hace 20 años el capital acumulado por los malagueños superaba en un 20% a sus deudas.

En 1988, con muchísima menos población, los ahorros de la provincia ascendían a 3.117 millones, frente a los 2.554 millones que tenían pendientes de pagar en créditos.

El efecto de la crisis

La crisis económica, el desempleo y la negativa de las entidades financieras a dar préstamos (cuatro veces menos créditos en Málaga en un año) han hecho que el aumento de los ahorros casi coincida con el aumento del endeudamiento por primera vez desde hace ocho años. Entre septiembre de 2007 y el mismo mes del año pasado, por cada euro de más en las cuentas, se pidieron prestados a los bancos 1,3.

Desde 2000, el ‘boom' inmobiliario y la especulación que han alimentado el empleo y la economía de Málaga llegaron a causar que por cada euro ingresado las entidades financieras concedieron otros 112 euros (entre 2004 y 2005).

Tras la placidez de un modelo de desarrollo cuyo cambio han reclamado los sindicatos insistentemente durante años, la tempestad ha llegado. El número de letras, cheques y pagarés que no se abonaron en octubre del año pasado en la provincia respecto al mismo mes de 2007 creció un 68% (21,5 millones de euros más), según la consultoría Instituto Andaluz de Estudios Financieros.

El banco interesa más que el ladrillo

Su coordinador, Ángel Yagüe, recalca que actualmente es más interesante la rentabilidad que proporcionan los bancos por depositar el dinero que invertir en vivienda, ya que el precio de esta está a la baja. "Además, el consumo futuro puede ser más barato que el actual", zanja.

"Años atrás el consumo estaba desaforado porque se basaba en un patrimonio que cada vez valía más, el inmobiliario. Los bancos han tenido manga ancha al proporcionar créditos. Ahora ese patrimonio es difícil de vender por el precio que se pensaba. Pero como las hipotecas siguen ahí, de modo que el ahorro va a ser muy difícil", explica.

Las peticiones de cobro a morosos aumentaron un 55% su actividad en Málaga durante 2008, según el director comercial de la empresa El Cobrador del Frac, Juan Carlos Granda. El incremento comenzó en el segundo semestre del año pasado, sobre todo a empresas de la construcción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento