Con nuevas compañías

Christina Rosenvinge
Christina Rosenvinge
Pablo Zamora

Christina Rosenvinge cambió de registro y se fue a hacer la mudanza sonora (aunque en su última etapa española había señales evidentes de nueva piel) a tierras americanas, y de allí vino reforzada y dispuesta a empezar de nuevo.

Unos años más tarde de haberse puesto en manos del círculo de Sonic Youth , no hay por menos que felicitar (eso les toca a los incrédulos) a quien ha firmado uno de los discos del año —en ello han coincidido muchos medios— incluso con el salto de volver a cantar en español. Hace unos meses hizo la gira de presentación de Tu labio superior cuando estaban empezando a conocerse las canciones y con una banda española reclutada para la ocasión en la que sí que estaba, claro está, su mano derecha, Charlie Bautista. Su cita en Madrid en la sala Galileo se zanjó con un llenazo.

Ahora, saboreando las mieles del reconocimiento y el éxito de crítica y ventas en el territorio indie, acomete una segunda ronda, pero acompañada por los músicos americanos (Chris Brokaw —el culpable de la adaptación de Por la noche—, Shelley y Wilms) que le ayudaron a grabar himnos como La distancia adecuada, Tres minutos, El puñal y la memoria...

CHRISTINA ROSENVINGE. Día 2, Murcia (A. V. Villegas) / 3, Barcelona (Bikini) / 4, Valencia (El Loco) / 6, Bilbao (K. Antzokia) / 7, Madrid (Joy Eslava)

Mostrar comentarios

Códigos Descuento