Rosa de mayo, jazmín, violeta, clavel... Un viaje entre las flores de la Costa Azul

  • Sus campos reflejan el color y el aroma de las plantas.
  • Es la cuna de la perfumería y a cosmética tradicional .
  • El museo internacional de Grasse guarda su historia.
Árbol de la mimosa.
Árbol de la mimosa.

Los vivos colores de las flores y su diversidad caracterizan los paisajes de la región de la Costa Azul y llenan los mercados con sus aromas sutiles.

Al igual que el olivo, son símbolos de esta tierra bañada por el sol. Aquí también se combinan los sabores y los perfumes. Hay muchos centros pequeños que elaboran sus propios perfumes y fragancias con las flores de la zona. Y desde octubre pasado, está abierto, reabierto, el Museo Internacional de la Perfumería Grasse .

Este centro fue inaugurado en 1989 en Grasse , cuna de la perfumería tradicional, y muestra, a través de unas colecciones excepcionales, la historia de los perfumes, pero también de los jabones, afeites y cosméticos desde hace 4.000 años. El museo, que es además un impulsor de la industria de la perfumería, enseña todas las etapas de la creación de un perfume, desde la recogida y el tratamiento de las flores, las materias primas, hasta el lanzamiento del producto final.

La Ruta de la Mimosa

A lo largo de 130 km, la Ruta de la Mimosa es un paseo entre perfumes de flores amarillas y azules, desde Bormes-les-Mimosas en el Var hasta Grasse en los Alpes Marítimos, pasando por Mandelieu-La Napoule.

Este itinerario lleno de encanto está dividido en ocho etapas que permiten descubrir todos los aspectos de esta flor, también apodada "sol de invierno": Bormes-les-Mimosas, Le Rayol-Canadel, Sainte-Maxime y Saint-Raphaël en el Var, y Mandelieu-La Napoule, Tanneron, Pégomas y Grasse en los Alpes Marítimos.

De enero a marzo,  la Cornisa del Estérel y el Macizo del Tanneron, es un  espectáculo aromático, de colores y de olores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento