Ladyhawke
Ladyhawke Archivo

Así, al menos, es como se presenta ella: «hola, soy Ladyhawke , soy una chica, no una banda».

Esta neozelandesa de 27 años lleva tocando desde los once años: empezó tocando la batería, a los catorce años decidió aprender a tocar la guitarra, a los 16 ya formaba parte de un par de grupos, y a los 18 monta un grupo, Two Lane Blacktop, con el que salió de gira y con el que incluso llegó a tocar en el mítico CBGBs neoyorquino.

De vuelta en Autralia, Philipa ‘Pip’ Brown decide comenzar su carrera en solitario: adopta el nombre de Ladyhawke en honor de la película Lady halcón y decide rendir homenaje a la música de los ochenta. De hecho, entre sus influencias cita a Stevie Nicks, Tom Tom Club, Blondie, Joan Jett, The Cure, Van Halen…

Mucho antes de que se publicara su álbum de debut, singles como Paris is burning la ponían en el punto de vista de bloggers de todo el mundo, lo que pronto la convirtió en candidata a hype del año.

A finales del pasado año se editaba su álbum homónimo de debut, publicado en Modular (el mismo sello de Cut Copy, The Klaxons, New Young Pony Club o The Presets).

Ladyhawke, que acaba de ser nominada por el influyente NME como artista del año, está tocando este fin de semana en Madrid (viernes 30, sala Ochoymedio) y Barcelona (sábado 31, sala Razzmatazz).