Papeleras para recoger excrementos de animales.
Papeleras para recoger excrementos de animales. 20MINUTOS.ES

«Los funcionarios que realicen las labores de inspección tendrán carácter de agentes de la autoridad. Debidamente identificado, cuando constaten hechos constituvos de infracción, levantarán la correspondiente denuncia».

Los que dejen comida a los gatos y alimenten de forma descontrolada a las palomas serán sancionados

Así reza el artículo 76 de la futura ordenanza de limpieza urbana, a la que ha tenido acceso 20 minutos y que se aprueba hoy de forma inicial en la comisión de Medio Ambiente.

De esta forma, los 22 inspectores con que cuenta el Ayuntamiento para supervisar los trabajos de limpieza tendrán potestad para multar a quien infrinja la ley.

Otra de las novedades que presenta la nueva norma y que controlarán los inspectores es la prohibición expresa de «depositar comida para animales sin autorización».

Esta infracción va enfocada, sobre todo, a aquellos que dejan sobras de comidas a colonias de gatos y a los que alimentan de forma discriminada y descontrolada a las palomas, generando colestias vecinales.

La nueva ordenanza también incluye como infracción la no retirada de excrementos de animales por parte de sus dueños o la realización de pintadas y grafitos en paredes y mobiliario urbano. Todos estos casos estarían catalogados como infracciones leves y las sanciones podrían llegar hasta los 750 euros.

Por otra parte, el artículo 22 establece la obligación de los organizadores de cualquier acto público de dar aviso al Ayuntamiento del lugar y horario donde se realice. Dichos organizadores tendrán la obligación de limpiar la suciedad derivada de la actividad y el Ayuntamiento podría exigir un depósito en metálico o aval bancario por el importe estimado de la limpieza.

El PSPV pide flexibilidad

La concejala del PSPV-PSOE, Carmen del Río, ha valorado positivamente la nueva ordenanza, ya que «ha habido consenso en su elaboración». Sin embargo, pidió flexibilidad a la hora de cobrar la limpieza de las calles a fallas o asociaciones que hagan actividades, ya que «eso puede disuadirles a la hora de hacer actos que pueden ser positivos. Debería aplicarse sólo en casos flagrantes». 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA