Les condenan a diez años por dejar sin gusto y olfato a un hombre tras darle una paliza

  • Deberán indemnizarle con 37.852 euros entre los tres.
  • Le golpearon con un llamador de hierro y con una botella de cerveza, y le propinaron patadas en el suelo.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CIUDAD REAL
Puedes ampliar y reducir este mapa o desplazarte por él.
La Audiencia de Ciudad Real ha condenado a diez años de prisión a cada uno de los tres jóvenes que el 3 de enero de 2006 propinaron en Tomelloso una
fuerte paliza a Benito Serrano, que le dejó graves secuelas, y a que le
indemnicen con 37.852 euros entre los tres, más los intereses.
De forma inmediata, y sin mediar discusión alguna, le propinaron un fuerte golpe en la frente con un objeto contundente

Según la sentencia dada a conocer hoy, el tribunal les declara coautores de un delito de lesiones, y explica que obraron además con el agravante de superioridad sobre la víctima. Sorin M., Cosmin I.C. y Vasile M. de 33, 25 y 24 años, respectivamente, y los tres de nacionalidad rumana, declararon el día de la vista que iban muy borrachos tras haber estado en un club de alterne.

Dos de ellos aceptaron que golpearon a la víctima, mientras el tercero lo negó, y todos negaron que, una vez que cayó al suelo Benito Serrano, de 44 años, le golpearan de nuevo con los pies. Sin embargo, la sentencia declara probado que los tres condenados invadieron la calzada por la que circulaba la víctima con su automóvil aquella madrugada, colocándose delante del mismo, lo que obligó a Benito a parar, momento en el que el primero de ellos dio una patada a la puerta del turismo situada en el lado del copiloto.

Paliza brutal

La sentencia añade que, como consecuencia, Benito salió del vehículo con objeto de pedir explicaciones sobre lo acaecido, "cuando de forma inmediata, y sin mediar discusión alguna, Sorin le propinó un fuerte golpe en la frente con un objeto contundente (un llamador de hierro que momentos antes había arrancado de una de las puertas del local Pantera Rosa), dice textualmente la Sala.

Casi simultáneamente -añade la resolución judicial-, Cosmin le dio a Benito un fuerte golpe en la nariz con una botella de cerveza, con restos de liquido, que se rompió tras el impacto. Estos golpes motivaron que Benito cayera al suelo, donde los tres procesados le propinaron patadas en las piernas y tronco, hasta que llegó al lugar el hermano de Benito, Alberto, quien se encontraba cerca del lugar por haber estado momentos antes con él, huyendo entonces los tres agresores. La paliza provocó varias intervenciones quirúrgicas a la víctima, quien según declaró durante la vista, perdió los sentidos del olfato y el gusto.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CIUDAD REAL

Mostrar comentarios

Códigos Descuento