Más de 180.000 pacientes madrileños ya reciben atención mental "privatizada"

  • Entre 600.000 y 900.000 enfermos padecen patologías mentales en la región (10%-15% de la población).
  • El centro de la calle Cabeza sería el siguiente que se privatizaría, segín la Asociación Madrileña de Salud Mental.
  • La Consejería de Sanidad niega que la gestión de este centro vaya a ser transferida a Capio de forma inmediata.
Decenas de pacientes se agolpan ante las consultas de un centro de salud.
Decenas de pacientes se agolpan ante las consultas de un centro de salud.
FABIÁN SIMÓN

Entre un 10% y un 15% de madrileños (de 600.000 a 900.000 personas) padecen trastornos mentales en la región, y los centros especialmente destinados a su tratamiento (36 en toda la comunidad) están amenazados por la privatización, según la Asociación Madrileña de Salud Mental.

De ellos, 180.000 ya han dado el paso (forzoso) del ámbito público al privado: desde el pasado 1 de enero, los servicios mentales que se prestaban en el centro de especialidades de Argüelles han sido transferidos a Capio (la empresa que gestiona la Jiménez Díaz), que ha externalizado las consultas.

Este cambio ha afectado a unos 120.000 pacientes. Y los servicios que reciben otros 60.000 enfermos del nuevo hospital Infanta Elena (Valdemoro) también acaban de ser transferidos a manos privadas.

Los pacientes han salido perdiendo con el cambio, según el sindicato médico Femyts. Los profesionales de salud mental temen que la progresiva privatización de los centros ponga en peligro "el modelo de asistencia multidisciplinar" ahora existente, necesario para tratar trastornos mentales.

Un paciente mental necesita la atención de un equipo de varios profesionales (psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales y enfermeras) para su recuperación. "En los hospitales no hay psicólogos para ello" porque la empresa privada "recorta" al máximo las plantillas.

Dos en la cuerda floja

La Asociación de Salud Mental cree que también pueden pasar a la privada otros 40.000 pacientes que reciben tratamiento en el centro mental de Ciempozuelos, situado en la zona de influencia de Capio, que hasta 2010 depende de las Hermanas Hospitalarias.

Y más inmediata aún podría ser, según la asociación, la privatización del centro de la calle Cabeza (Centro), que atiende a 145.905 pacientes, aunque la Consejería niega que este centro vaya a privatizarse.

Las enfermedades mentales son mucho más comunes de lo que pueda parecer. Hasta un 25% de los madrileños las padecerán alguna vez en su vida. Entre las más comunes figuran la ansiedad y la depresión (esta última más común entre las mujeres que entre los hombres, según reconocen los profesionales).

Entre las graves, como por ejemplo los trastornos bipolares, la incidencia entre hombres y mujeres es muy similar, alrededor del 50% en cada caso. Ahora, el índice de prevalencia es de 10 nuevos casos por cada mil habitantes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento