Vals con Bashir
Vals con Bashir Archivo

Uno de esos escasos filmes que nos deja sin aliento. Acaba de ganar el Globo de Oro a la mejor película de habla no inglesa y está destinado a hacer lo mismo en los Oscar. Tiene tanto que ofrecer el drama animado del israelí Ari Folman que es difícil racionalizar nuestra admiración.

Podemos fijarnos en el poderoso dibujo que combina distintas técnicas de movimiento (3D y Flash, principalmente) de un modo surrealista y grandioso. Podemos hacer mención a la narración ágil y llena de sorpresas, jalonada de flashbacks en los que el protagonista, el propio Folman en su versión cartoon, trata de comprender, visitando a compañeros y amigos, por qué ha olvidado lo que ocurrió veinte años atrás en la invasión del Líbano por el ejército israelí del que formaba parte. Todo ello es sobrecogedor e inolvidable, pero Vals con Bashir da para mucho más.

Un drama de actualidad

El cineasta judío grabó en vídeo la película que tenía en la cabeza y, con un equipo de extraordinarios animadores, creó después un filme nuevo basándose en esa especie de storyboard con las imágenes reales de las que disponía.

Como una droga imparable y apoyada en una banda sonora magnífica, la película inocula el mal de la guerra. Aunque basada en una matanza de palestinos acaecida en Beirut en 1982, Folman extrapola su significado en la mente del espectador al sepulcral hoy de Gaza, en donde el ejército israelí machaca sin piedad a sus habitantes. Y no por casualidad une el destino de los palestinos con el de los judíos bajo el yugo nazi. Vals con Bashir se ve con la fascinación distante y psicodélica de obras maestras del horror bélico como Apocalypse now.

Contribuye a ello, además, que todos los personajes que visita el protagonista en su intento de recuperar la memoria dan una visión extraña, casi cómica, de la barbarie que vivieron juntos en ese tiempo. Así hasta que Folman ya no puede distanciarse del terror que ha escondido y en un plano final desolador deja la imagen real de unas pobres mujeres palestinas llorando y gritando a sus muertos ante la pasividad de las tropas israelíes. Una formidable, necesaria y vanguardista película.

VALS CON BASHIR. Israel-Alemania-Francia, 2008 / 87 min / Dir.: Ari Folman / Estreno previsto: 13 de febrero