Cuatro niños mueren tras caerse el tejado de una instalación deportiva en Barcelona

Cuatro niños de entre 9 y 12 años han fallecido después de que la cubierta de una instalación deportivase cayese este sábado en la localidad de Sant Boi, en Barcelona. Además, al menos 8 personas han resultado heridas de diversa consideración, una de ellas -también un niño- muy graves, han sido trasladadas a los hospitales de Sant Joan de Déu y al Hospital Comarcal de Sant Boi. Entre los heridos hay siete menores y uno de sus monitores. Tres de los niños que han resultado heridos permanecen ingresados en la UCI, aunque "no se teme por su vida".

El suceso ha tenido lugar a las 11:10 de esta mañana en la calle Riera del Fonollar. El fuerte viento ha arrancado la cubierta, que ha caído sobre la grada, haciendo que ésta se hundiera sobre el túnel de bateo, una instalación anexa donde se entrenaban 11 chicos y dos adultos al no poder hacerlo fuera al aire libre. El polideportivo -construido hace 25 años- no tenía grietas visibles.

José Antonio Godino, un vecino testigo de los hechos, ha relatado cómo escucharon un golpe "como de un árbol caído" y tras esto corrieron hacia el lugar del siniestro para "tratar de sacar a todos los que íban encontrando". Además asegura que tras escuchar un ruido "estremecedor", pudo ver como "el tejado salía volando y la pared se caía sobre ellos".

Seis ambulancias, equipos de psicólogos y 13 dotaciones de los Bomberos de la Generalitat se desplazaron al lugar del suceso, que había sido acordonado por precaución. Muchos padres angustiados también se dirigieron a las instalaciones deportivas para conocer la situación de sus hijos.

Desde la Secretaria General de l'Esport se recomienda no practicar actividades deportivas durante el fin de semana en polideportivos cubiertos y piscinas por el riesgo de que el viento pueda dañar los edificios.

El alcalde de Sant Boi, Jaume Bosch, y el conseller de Interior, Joan Saura, han ofrecido una rueda de prensa conjunta para ampliar y confirmas las informaciones sobre el número de víctimas y los pormenores del derrumbamiento.

Según ha informado Saura, los niños estaban entrenando fuera de campo y "habían decidido entrar en el campo por el viento". El alcalde ha dicho que "la policía local ha tardado 3 minutos en llegar y el resto de equipo de emergencias no han tardado ni un cuarto de hora", al mismo tiempo que ha agradecido la ayuda de los vecinos que han ayudado a sacar niños de entre los escombros.

Doce víctimas mortales por el temporal

Las rachas de viento de 100 kilómetros por hora han provocado que la ciudad de Barcelona presenta este sábado un aspecto insólito, con ramas de árboles caídas, semáforos volcados o rotos, contenedores desplazados y árboles y palmeras que invaden las vías y dificultan la circulación de vehículos y de peatones. El viento ha soplado este sábado con rachas de viento superiores a los 200 kilómetros por hora en algunos puntos de Cataluña como Portbou (Girona).

El fuerte viento que azota gran parte de España, con rachas que en algunos puntos pueden alcanzar los 150 kilómetros por hora, ha dejado doce víctimas mortales, siete en Barcelona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento