Sigue la ola de violencia hospitalaria con una brutal agresión a un ATS

En el Virgen del Rocío. Lesiones, insultos, amenazas, coacciones... Médicos, enfermeros, ATS y celadores son las principales víctimas.

Las denuncias de agresiones por parte de familiares de pacientes al personal sanitario durante su jornada laboral «van aumentando aritméticamente», afirma José María Rueda, presidente del Colegio Profesional de Enfermería de Sevilla, quien señala que «el SAS –patrón y contratante– es quien debe proteger a la plantilla que trabaja asustada».

El último caso se produjo en la madrugada del martes al miércoles en la puerta de urgencias del Hospital General Virgen del Rocío. F.M.R., Diplomado Universitario de Enfermería (DUE), está de baja. Sufre contusión facial en el lado izquierdo, pérdida de audición en un oído, contractura de cuello y contusión en el codo izquierdo, según el parte de lesiones.

En la denuncia a la que ha tenido acceso 20 Minutos, el enfermero detalla cómo fue «increpado, agarrado por la bata y zarandeado» por familiares de un paciente que falleció. Según F.R.M., cuando salió a socorrer a una señora que sufrió un desvanecimiento «me pedían que la atendiera allí mismo y antes de poder hacer nada sentí un fuerte golpe en la cara».

Los enfermeros sevillanos de urgencias analizarán el tema de las agresiones en unas jornadas que comienzan hoy para analizar el presente y futuro del gremio. m.c.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento