secado de pelo.
Hay que secar suavemente el cabello. 20 MINUTOS

La crisis económica que nos azota está agudizando el ingenio de los madrileños para conseguir dinero. Algunas de las cosas fuera de lo común que están repuntando son la venta de pelo y las donaciones de óvulos y esperma.

Desde hace mes y medio, la empresa de Justino Delgado, único almacén en Madrid que compra pelo humano, ha notado un incremento de madrileños que acuden a vender su melena. "Hace cinco años, a la gente no se le ocurría vender su pelo y ahora ha vuelto a resurgir", explican.   

El pelo corto no tiene salida por la moda de los futbolistas de raparse, nadie usa bisoñé

Por aquel entonces, "sólo teníamos una persona al mes que nos vendiera la coleta, en el último lustro la cosa subió a uno a la semana y ahora ya tenemos hasta cinco cada siete días, y va en aumento", dicen en Justino Delgado.

No es que se gane un dineral con el pelo, pero "mucha gente que se lo va a cortar piensa que, para tirarlo, mejor lo vende y se compra un capricho". Por una buena mata capilar se pueden ganar unos 35 euros. Cuanto más largo y más cantidad, más dinero se saca.

En Justino Delgado pagan entre 80 y 350 euros el kilo de cabello, dependiendo de su longitud. Una coleta media pesa entre 50 y 100 gramos.   

El cabello debe tener como mínimo 40 cm porque "el corto, que antes se usaba para peluquines, ya no tiene salida por la moda de los futbolistas de raparse; ahora los calvos se afeitan y no usan bisoñé".

Mechones ‘vírgenes'

Otro de los requisitos es que la melena esté ‘virgen'; sin teñir. Los rizos naturales son aptos y "vale cualquier color". Los donantes tienen que ser españoles y los mechones "tienen que manosearse poco; las puntas deben ir abajo".

Al igual que el cabello, las donaciones de óvulos y esperma también han crecido. Un 18% y un 22,8% respectivamente, según cifras de la clínica Ginefiv, una de las más importantes de reproducción asistida.

En el último año, las mujeres que decidieron donar óvulos pasaron de 1.043 a 1.231. En ese tiempo los hombres que cedieron esperma pasaron de 774 a 951.

Sólo un 5% de hombres resultan aptos para donar y entre ellas resultan válidas el 40%   

La venta de células sexuales está prohibida, pero las clínicas dan 50 euros por el esperma y hasta 1.000 euros por los óvulos para "compensar los gastos de desplazamiento y las molestias", dice Luis Español, gerente de Ginefiv.

A las mujeres se les paga más porque la extracción es más complicada. No obstante, "no todos los que piden donar son aceptados". Sólo pasan la criba el 5% de los hombres. Entre ellas la criba es más elevada, son válidas el 40%.

"No somos ordeñadores, puede que haya gente que venga a sacarse un dinero, pero sólo admitimos a los aptos". Las donaciones "no sólo aumentan por la crisis, también por la concienciación de la sociedad y reducción de prejuicios".

No todos los que donan lo hacen por dinero: "Yo doy mi semen, igual que mi sangre y, en un futuro, mis órganos, porque hay que ayudar; nunca sabes cuándo te va a hacer falta", dice Santiago, estudiante de 23 años.