La cría de visones en España es muy distinta a la de Dinamarca y está controlada

Visones americanos en la jaula de una granja. (Foto de ARCHIVO) 15/6/2020
Visones americanos en la jaula de una granja.
WWF

Ante la nueva variante descubierta en Dinamarca del coronavirus SARS-CoV-2, el causante de la COVID-19, que se ha extendido entre visones en granjas y ha saltado a humanos, los expertos piden tranquilidad, porque la situación en España para la cría de ese animal es muy distinta, muy reducida y, además, está controlada.

En España las condiciones de cría de este animal son muy diferentes a las de Dinamarca, en donde se sacrificarán 17 millones de ejemplares para frenar una supuesta nueva variante del coronavirus, tanto por motivos territoriales como por densidad de población y volumen de granjas, entre otros factores.

En Dinamarca existen alrededor de un millar de explotaciones, mientras que en el territorio español, mucho más extenso, hay solo 37, la gran mayoría en Galicia, y el resto, repartidas en Aragón, Castilla y León, País Vasco y Valencia.

"No hay que alarmarse" por que el Gobierno de Dinamarca haya ordenado sacrificar a millones de visones tras la detección de una nueva cepa del virus, aseguran fuentes del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, que piden tranquilidad a la población.

Y añaden que "no es anormal" que este virus haya mutado, porque es habitual, aunque no se compruebe constantemente. Además, agregan, los mustélidos, en los que se incluyen los visones, así como los felinos, son especies particularmente propensas a padecerlo y contagiarlo.

"Es bastante grave permitir reservorios del virus"

De hecho, en verano fueron sacrificados en España por prevención y precaución los animales de una granja en Teruel con un brote de coronavirus en donde algunos trabajadores también se vieron contagiados.

Es fundamental aislar los focos de contagio, así como sacrificar a los animales en contacto con otros contagiados "por sanidad animal y salud pública", para evitar la expansión de la enfermedad, según las mismas fuentes.

Los ecologistas piden el cierre de estas granjas

Las organizaciones ecologistas instan, sin embargo, una vez más al cierre de este tipo de granjas destinadas a criar animales solo para peletería, porque "se ha demostrado, tanto en Holanda como en Dinamarca, que este virus corre como la espuma", ha explicado este viernes Laura Moreno, responsable de WWF de la campaña al respecto y experta del programa de especies de la organización.

"Es bastante grave permitir reservorios del virus", ha dicho en relación a esas granjas, con miles de animales hacinados, porque el coronavirus se contagia de forma recíproca entre los visones y las personas. Además, muta y puede contagiar de nuevo al ser humano, "lo que echaría por tierra la eficacia de una posible vacuna contra la pandemia", advierte.

Asimismo, asegura que resulta "muy preocupante" que un país como Dinamarca, el primer productor de visón americano, haya decidido sacrificar a tantos animales, de los que ha sido siempre firme defensor porque depende de ellos gran parte de su economía y empleo y delata "la gravedad" de la situación.

Unidas Podemos advierte del riesgo sanitario

Por otra parte, el grupo confederal Unidas Podemos ha incidido este viernes en que "nada justifica el mantenimiento de esta actividad". "Ni desde el punto de vista ético, por la crueldad de esta industria, ni por la amenaza que suponen para la biodiversidad, pero, desde luego, en las condiciones actuales, por el riesgo sanitario", han afirmado.

Estas granjas "deberían ya estar cerradas y prohibidas”, ha denunciado el diputado Juantxo López de Uralde. “Los intereses de una industria concreta, en este caso, la peletera, no pueden alterar nuestra biodiversidad ni poner en riesgo nuestra salud”, ha alertado.

"El uso de su piel como artículo comercial de lujo no es de primera necesidad, y la actividad solo beneficia a unos pocos, pero muchos sufrimos su impacto"

También Laura Moreno, de WWF, ha insistido: no se puede esperar más para cerrar estas granjas. No solo por salud humana, ha dicho, sino también porque el visón americano para peletería es una especie invasora que desplaza a las autóctonas europeas y, asimismo, por el bienestar de esta variante, tan hacinada en su cría en pequeñas celdas.

"El uso de su piel como artículo comercial de lujo no es de primera necesidad, y la actividad solo beneficia a unos pocos, pero muchos sufrimos su impacto", lamenta la responsable de WWF.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento