Un poeta en boca de un actor mecido por una guitarra: Héctor Alterio y León Felipe se funden en 'Como hace 3000 años'

  • El actor argentino interpreta en el Teatro Infanta Isabel los poemas de León Felipe, al que conoció y admiró. 
Héctor Alterio y José Luis Merlín, recitando a León Felipe.
Héctor Alterio y José Luis Merlín, recitando a León Felipe.
Facundo Pechervsky

El carismático actor Héctor Alterio le presta su inconfundible voz y acento a una docena de versos del poeta español León Felipe en la propuesta Como hace 3000 años, que llega los días 6, 7 y 8 de Noviembre al Teatro Infanta Isabel de Madrid. 

Hace ya más de medio siglo que el poeta León Felipe falleció. Dejó tras de sí infinidad de poemas dedicados a los más diversos temas, desde una pequeña piedra en el camino a los asuntos más trascendentes del alma humana. 

El actor Héctor Alterio le conoció en vida. Él era un joven de "17 o 18 años" que acudía emocionado a los recitales del poeta español, cuando, exiliado en México, aprovechaba para visitar Buenos Aires. 

"Me enrollaba mucho con sus poesías", dice Alterio, que a sus 91 años recuerda con nitidez una costumbre y admiración "que duró toda mi adolescencia". Pero al tiempo el teatro llamó la atención del argentino y "eso se dispersó porque yo fui por otros derroteros", explica. 

"Pero algo más de 20 años después conmigo ya radicado en España, un amigo mío me volvió a recordar el trabajo de León Felipe y a partir de ahí se me despertó la posibilidad de recitarlo", explica. 

Porque "por lo general los poetas recitan bastante mal sus propios poemas y puedes salir un poco decepcionado", opina Héctor Alterio. Así que él lo hace diferente, lo hace suyo. "Yo interpreto, soy un actor que interpreta unos textos que me posibilitan transmitir una verdad. Yo me la creo e intento que el público también lo haga", explica. 

Y no lo hace solo, pues en el espectáculo le acompaña el guitarrista José Luis Merlín, que emplea una técnica similar a la de los guitarristas flamencos pero apoyada por piezas propias que acompañan a los poemas, ajustándose a la métrica, los tiempos y la entonación del actor. 

"El público responde con un silencio difícil de explicar, pero muy elocuente. Es un silencio que trato de que no se perturbe, pues es un vínculo que se va creando mientras yo interpreto", revela Alterio sobre el clima que se crea en el teatro.

Al fin y al cabo, según lo ve el argentino, "los poetas son actores y los actores son poetas, no hay una separación. Yo no escribo poesías y los poetas no interpretan personajes, y aún así, no hay una separación. La sensibilidad es la que hace la conexión", hace ver. 

Este es un proyecto fruto del empeño de Héctor Alterio, que desafía la habitual "desafección" que hay por la poesía, que "siempre estuvo relegada frente a otras propuestas intelectuales, pero cuando veo la respuesta del público por esta propuesta en concreto es emocionante, porque se vuelcan y creo que vamos por buen camino, que hay una apetencia de una cosa que por lo general no la tiene", sentencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento