"Conseguir productos ecológicos, eficaces y a un precio asequible no es una tarea fácil"

  • Cristina Biurrun Espinosa es directora científica de L’Oréal España y André Albarrán, director de Garnier en España. 
  • "En la naturaleza hay ingredientes que son beneficiosos para la piel, pero también hay sustancias perjudiciales”.
  • El sector de la cosmética ecológica es el sector de la belleza con mayor crecimiento en nuestro país.
Cristina Biurrun Espinosa es directora científica de L’Oréal España
Cristina Biurrun Espinosa es directora científica de L’Oréal España
Cedida / Grupo L'Oréal

La cosmética ecológica y natural es el nicho de productos de belleza con mayor crecimiento en España. Para aprovechar este nicho de mercado, grandes empresas como L’Oréal, se han lanzado a crear sus propias marcas. El gigante francés, después de lanzar una gama bio de su clásica Garnier, ha puesto en el mercado su propia marca La Provençale, su primera marca ‘nativa bio’. Para hablarnos de las ventajas este este tipo de cosmética, los productos que utilizan o qué beneficios tienen, hablamos con Cristina Biurrun Espinosa, directora científica de L’Oréal España, y André Albarrán, director de Garnier en España.

L’Oréal, una de las empresas de belleza más importantes del mundo, ha decidido apostar por la cosmética Bio, tanto con Garnier como con La Provençale. ¿Tanto está creciendo este nicho de mercado?

André Albarrán: En los últimos años este nicho de mercado ha ido cogiendo más fuerza en España, de hecho, se trata en el sector de la belleza con mayor crecimiento en nuestro país. Para que te hagas una idea de su potencial, el mercado de la cosmética ecológica y natural certificada supuso casi 30 millones de euros en España en el primer semestre de 2020 –en 2019 el mercado llegó a los 55 millones, un 15% más que el año anterior-, según Ekimetrics. En el Grupo L’Oréal queremos asegurarnos que nuestros consumidores tengan esta opción democratizando, pues son productos innovadores y sostenibles, pero a la vez, accesibles.

André Albarránes director de Garnier en España

André albarrán

  • Director de Garnier en España
   Grupo L'Oréal España

¿A qué achacan el éxito de este tipo de cosmética?

André Albarrán: La sociedad en la que vivimos está cambiando y las cifras dejan claro que el factor sostenibilidad ya forma parte de las decisiones de compra de los consumidores. Según el último informe de sostenibilidad de AECOC, el 44% de ellos han dejado de comprar marcas que consideran no sostenibles. No se trata de una moda pasajera, sino de un cambio de comportamiento y conciencia que tiene en cuenta cada vez más el respeto por el medio ambiente. Las empresas debemos adelantarnos a estos comportamientos para ofrecerles productos que vayan en consonancia con sus valores y dar ejemplo para ser parte del cambio necesario hacia un mundo más sostenible y respetuoso con nuestro entorno. Es probable que siga creciendo a lo largo de los siguientes años convirtiéndose en una opción más para el consumidor.

¿Es posible obtener productos ecológicos, que sean efectivos y, a la vez, accesibles para el gran público?

Cristina Biurrun: Productos ecológicos, eficaces y además a un precio asequible no es una tarea fácil en absoluto. Que un producto cosmético tenga un certificado ecológico limita considerablemente la paleta de ingredientes entre los que los formuladores pueden elegir para conseguir productos eficaces, un objetivo fundamental y, por otro lado, que estos ingredientes de origen natural sean de calidad lógicamente supone un coste. Por estas razones estamos orgullosos del resultado de La Provençale Bio, elaborada con productos con certificación ecológica y una eficacia probada científicamente.

"Para asegurarnos de que un producto es ecológico, tenemos que buscar el sello Cosmos Organic de Ecocert"

Dentro de la cosmética ecológica también hay mucho fraude, pues a menudo se venden productos como eco que en realidad no lo son. ¿Qué se debe buscar en un producto para asegurarnos de que lo es?

Cristina Biurrun: La presencia de un sello que garantice la certificación de los productos, en concreto Cosmos Organic de Ecocert. Este sello es la garantía de que un organismo independiente ha comprobado que se cumplen los requisitos del estándar ecológico. Además, aporta transparencia de cara al consumidor, que en todo momento puede verificar incluso en los propios productos cuál es el contenido en ingredientes ecológicos o de origen natural, informaciones que están avaladas por el organismo certificador.

Cuando compramos un producto cosmético, hay una lista interminable de ingredientes que prácticamente nadie entiende, muchos de ellos, perjudiciales en grandes cantidades. ¿Se podrían hacer más accesibles esas etiquetas, como se pide también en la industria alimentaria?

Cristina Biurrun: Todo el mundo se pregunta por qué se utilizan en los listados de ingredientes estos nombres tan complicados que sólo los expertos entienden, y no me extraña. El fin de este listado de ingredientes es que las personas alérgicas a un ingrediente concreto puedan identificarlo antes de comprar el producto y así evitarlo. Como en muchos casos un ingrediente podría describirse con diferentes nombres y en diferentes idiomas, la reglamentación exige que esté en una nomenclatura internacional llamada INCI y que defina el ingrediente sin ambigüedad. Por eso, debemos preguntar a nuestro dermatólogo o alergólogo cuál el nombre del ingrediente al que somos alérgicos en dicha nomenclatura.

Dicho esto, me gustaría aclarar que cualquier sustancia puede ser perjudicial para la salud en función de la cantidad en la que se utilice. Todos sabemos que podemos morir por deshidratación si no bebemos suficiente agua, pero podemos tener el mismo resultado si nos bebemos 8 litros de agua en 2 horas. Como decía Paracelso: "Todo es veneno y nada es veneno, sólo la dosis hace el veneno". Por este motivo, me gustaría tranquilizar a nuestros consumidores porque su seguridad es nuestra prioridad absoluta y utilizamos los ingredientes en las cantidades adecuadas de manera que su seguridad esté garantizada. Os invitamos a consultar nuestra web “En el interior de nuestros productos”, donde vais a encontrar información sobre cómo realizamos esta evaluación de seguridad, entre otras informaciones muy interesantes.

De los parabenos se habla como si fueran el diablo. ¿Es mejor evitarlos?

Cristina Biurrun: Los parabenos son conservantes que se utilizan en algunos cosméticos para preservar la calidad de los productos y garantizar la seguridad de los consumidores al impedir la proliferación de microorganismos. Los más utilizados son los llamados “de cadena corta” (ethylparaben y methylparaben) cuya seguridad se ha confirmado en varias ocasiones por el Comité Científico para la Seguridad de los Consumidores de la Comisión Europea. Nosotros los utilizamos en una concentración óptima con el fin de garantizar que nuestros productos están bien protegidos contra los microbios y que son seguros para el consumidor. Como ocurre con todos nuestros productos, los que contienen parabenos se someten a una evaluación estricta de su calidad y seguridad por parte de expertos internos y de terceros antes de su comercialización.

"Un producto se considera natural cuando tiene entre un 80%-100% de ingredientes naturales. Ecológico cuando tiene el 20% de ingredientes ecológicos y el 95% de  naturales"

¿Es un producto ecológico mejor para nuestra piel?

Cristina Biurrum: El simple hecho de que un producto tenga una certificación ecológica no garantiza su eficacia, ya que este tipo de certificaciones exige una serie de requisitos en cuanto al origen de los ingredientes y a la sostenibilidad de los procesos y las fórmulas, pero no verifica su eficacia. Por este motivo, es importante comprar productos de marcas de confianza, que evalúen la eficacia de sus productos por expertos independientes a través de tests instrumentales y cosmetoclínicos, eficacia que además es percibida por las consumidoras.

Se dice que la piel tolera y absorbe mejor los ingredientes naturales, ¿es así?

Cristina Biurrun: En la naturaleza hay ingredientes que son beneficiosos para la piel, pero también hay sustancias que, por ejemplo, son urticantes y, por tanto, perjudiciales. Es decir, que un ingrediente sea natural no es garantía de un beneficio para la piel. Es por esto que dentro de la cosmética natural el papel de los formuladores es fundamental, ya que deben elegir los ingredientes de origen natural adecuados, seleccionar con rigor los proveedores para garantizar la calidad de los ingredientes, e incluirlos en las fórmulas en las cantidades precisas para que los productos sean eficaces y seguros.

¿En qué ayuda al medio ambiente comprar productos ecológicos?

Cristina Biurrun: Que los productos de La Provençale, por ejemplo, dispongan de la certificación ecológica supone, no solo la garantía de un alto porcentaje de ingredientes de origen natural y ecológicos, sino también que las fórmulas resultantes tienen un alto porcentaje de biodegradabilidad y cuyos embalajes han sido fabricados con materiales reciclables, entre otras muchas exigencias.

Si son mejores para el medio ambiente y la salud. ¿A qué renunciamos?

Cristina Biurrun: Con los productos de la marca La Provençale no renunciamos a nada, ya que además de tener altos porcentajes de ingredientes de origen natural, en fórmulas de calidad, seguras y eficaces, no se ha renunciado a la sensorialidad de los productos, de manera que disponen de texturas lisas, fundentes y fragancias muy agradables que los consumidores habituales de productos ecológicos valoran mucho.

Biológico, orgánico, ecológico y natural. ¿En qué se diferencian?

Cristina Biurrun: Los tres primeros conceptos se refieren a lo mismo: los términos orgánico y biológico provienen de las traducciones literales de estos términos en inglés (organic) y en francés (biologique). Un ingrediente ecológico es aquel ingrediente que ha sido cultivado siguiendo los principios de la agricultura ecológica. Por ejemplo, entre otras exigencias ha sido cultivado sin pesticidas, plaguicidas ni fertilizantes sintéticos. Por otro lado, el concepto natural se refiere a aquellos ingredientes que tienen un origen vegetal, animal o mineral, y han sido obtenidos a través de procesos que no han alterado su composición química. No tienen por qué ser ecológicos.

Se considera natural / natural certificado cuando tiene un 80%-100% de ingredientes naturales. Por otro lado, se considera ecológico cuando está certificado con el 20% de ingredientes ecológicos y un 95% de ingredientes naturales. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento