La Comunidad de Madrid pasa de tener la peor incidencia de España a una de las más bajas en un mes

Una vecina de la zona básica de salud de San Juan de la Cruz sale se somete a un test de antígenos para detección del coronavirus en el polideportivo municipal El Torreón, en Pozuelo de Alarcón, Madrid (España), a 3 de noviembre de 2020.
Prueba masiva de antígenos en un polideportivo de Pozuelo de Alarcón, esta semana.
RRF
Prueba masiva de antígenos en un polideportivo de Pozuelo de Alarcón, esta semana.
RRF

Era 29 de septiembre de 2020. La Comunidad de Madrid detectaba cada semana más de 20.000 nuevos casos de Covid-19 y registraba la peor incidencia acumulada de todo el país: 784 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. En los días posteriores se sucederían las restricciones de movilidad en las zonas con más transmisión del virus, se limitarían aforos y horarios de hostelería y comercio y poco después llegarían los cierres perimetrales de grandes ciudades.

Un mes después, la evolución epidemiológica en la región refleja que todos los esfuerzos van por buen camino: la incidencia acumulada a 14 días ha caído más de un 50% y se sitúa entre las más bajas del país. El informe que publicó este miércoles el Ministerio de Sanidad refleja que la incidencia a 14 días es de 369,59 casos por cada 100.000 habitantes.El indicador se reduce hasta los 156,95 contagios si el periodo que se toma como referencia es a una semana.

La tendencia favorable se repite respecto a las hospitalizaciones. La última semana de septiembre, considerada una de las peores de la segunda ola en Madrid, los enfermos de Covid-19 ocupaban el 25% de todas las camas de los hospitales y el 42% de las de UCI. Ahora, menos del 18% de las plazas hospitalarias de la Comunidad están dedicadas a las infecciones por coronavirus, mientras que el indicador en cuidados intensivos se sitúa en el 38%.

La evolución a la baja de las últimas semanas ha supuesto un balón de oxígeno en la Puerta del Sol, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid. "Es el camino correcto. Se están haciendo las cosas bien", se congratuló este miércoles el vicepresidente Ignacio Aguado, que a la vez insistió en la necesidad de no abandonar la senda de la responsabilidad frente al virus para llegar al índice de 25 contagios por cada 100.000 personas que recomienda Europa.

El reconocimiento a Madrid también ha traspasado las fronteras autonómicas. "Hay menos transmisión. Las medidas han tenido efecto", señaló el martes Fernando Simón. Este reconocimiento contrasta diametralmente con el clima de enfrentamiento entre las dos administraciones que llegó a su punto álgido a principios de octubre, cuando desde Moncloa se impuso el estado de alarma en ocho ciudades de la región, incluida la capital.

La senda de contención que se ha ido notando semana a semana en Madrid contrasta con la situación que se ha vivido en otras comunidades. Los incrementos han sido preocupantes en regiones como Aragón, La Rioja, Castilla y León, Cataluña, Andalucía, País Vasco y Extremadura. Todas se sitúan por encima de la incidencia media nacional.

En Navarra, la situación era preocupante hace un mes (la incidencia era de 685 casos) y lo sigue siendo ahora (1.172,5, este miércoles), a pesar de que las autoridades llevan semanas adoptando restricciones.

Este esquema se repite en las dos ciudades autónomas, Ceuta y Melilla. Con una incidencia de 1.424,49 casos por 100.000 habitantes a 14 días, la segunda tiene la evolución más delicada de todo el territorio nacional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento