Cuándo se debe cambiar la goma de la lavadora y consejos para cuidarla

Hay cosas que deberían entrar en la lavadora más de lo que lo hacen.
Lavadora.
GTRES

Un correcto mantenimiento de la lavadora es fundamental para conservar este electrodoméstico el mayor tiempo posible y, además, conseguir una limpieza perfecta de la ropa a la hora de hacer la colada. 

Después de cada lavado, es fundamental seguir unos consejos para el mantenimiento rutinario de la lavadora, tales como dejar la puerta abierta para que se ventile o limpiar el interior del tambor. 

Cada cierto tiempo, también es recomendable hacer una limpieza más a fondo, limpiando bien el filtro de la lavadora, que suele encontrarse en la parte baja de esta y puede acumular polvo y suciedad. 

Además, la goma de la puerta de la lavadora también es uno de las zonas clave a tener en cuenta a la hora de limpiar la lavadora, ya que en ella se pueden generar bacterias o acumular malos olores. 

Además, la goma cumple una función muy importante: evitar que el agua se filtre cuando está en funcionamiento. Por ello, mantenerla en buen estado es fundamental. 

Para evitar que se desgaste, lo mejor es secarla con un trapo cada vez que finalice un ciclo de lavado. Esto evitará que acumule humedad, malos olores y se deteriore más fácilmente. 

No es necesario cambiar la goma de la lavadora cada cierto tiempo, sino solamente cuando esta esté desgastada y se note que la puerta no cierra bien o se produzcan fugas de agua. Estos suelen ser los principales motivos que indican que ya es hora de cambiarla. 

Para hacerlo, se puede contactar con el fabricante de la lavadora para conseguir una nueva o, incluso, que el servicio de mantenimiento de la marca acuda al domicilio para sustituir la goma por una nueva. También se puede adquirir la goma en el mercado y cambiarla 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento