Recomendaciones para vender un piso en un contexto marcado por la Covid-19

Piso En Venta
El primer paso es analizar la situación actual del mercado.
EUROPA PRESS - Archivo

Uno de los sectores que también se ha visto afectado por la crisis sanitaria del coronavirus es el inmobiliario. Según el Colegio de Registradores, la compraventa de viviendas ha caído en un 42,2% en el segundo trimestre de este 2020 con respecto al mismo periodo del año previo y los expertos anticipan una bajada en los precios debido a la reducción de la demanda. 

Por ello, desde el comparador financiero HelpMyCash han elaborado una guía práctica en la que ofrecen algunos consejos para conseguir vender una vivienda en un contexto marcado por la pandemia.

Comprueba la situación actual del mercado

Según los últimos datos, las grandes ciudades podrían sufrir un mayor impacto en la bajada del precio de los inmuebles, mientras que en las zonas residenciales y en aquellas situadas a las afueras será menor. En cualquier caso, el primer paso para vender una vivienda es comprobar en qué situación se encuentra el mercado. 

Para ello "es vital sondear el mercado para saber en qué situación se encuentra nuestra localidad o barrio", destacan los expertos de HelpMyCash. ¿Cuánta oferta de pisos en venta hay? ¿Duran mucho tiempo publicados? Tendrás que comprobar si el barrio o zona donde se encuentra el inmueble tiene más demanda o más oferta consultando, por ejemplo, en las inmobiliarias de la localidad.

En este sentido, si el mercado cuenta con más oferta de pisos en venta que de demanda y no tienes urgencia por vender es más recomendable esperarse unos meses "para saber cómo evoluciona la tendencia". En cambio, si hay una mayor demanda, puede ser el momento idóneo para vender, ya que la situación podría cambiar en cualquier momento.

Además, hay que tener en cuenta el nivel de los tipos de interés de las hipotecas al ser un "buen indicador de si el mercado es favorable a la venta de la vivienda". Si son bajos "motivará a la compra y facilitará la venta" porque los préstamos para la financiación serán más económicos.

Calcula el precio de la vivienda

Una vez analizado el mercado, el siguiente paso será valorar el precio adecuado para la vivienda, aunque debemos tener en cuenta "que no tiene un único precio de mercado, sino muchos". Por esta razón, es aconsejable consultar a varias fuentes del sector como los portales inmobiliarios, tasadores o expertos en la venta de inmuebles.

"Es conveniente contactar, como mínimo, con tres inmobiliarias, tanto online como tradicionales, para pedirles una valoración de la casa", destacan. De esta manera podrás hacer una comparativa más objetiva. Otra opción es contactar con empresas iBuyers encargadas de comprar directamente los pisos al contado a los vendedores o pedir una valoración a tasadores homologados. 

Con toda la información recibida podrás "elaborar un rango de precios y fijar uno de salida" en función de la urgencia por vender. "Fijar un precio ajustado al mercado te permitirá recibir más contactos de interés en tus anuncios y, por tanto, más visitas", señalan.

¿Quién quieres que se encargue de la venta?

¿Vender con una inmobiliaria o en solitario? ¿Quieres hacer los trámites por tu cuenta o prefieres un intermediario? Esta es una decisión determinante, ya que el gasto por las comisiones fijadas por la inmobiliaria pueden oscilar "entre un 3% y un 7% sobre el precio de la casa".

Pero antes de comenzar el proceso de venta en solitario hay que tener en cuenta todo lo que implica: gestionar los anuncios, tramitar los documentos, recibir las visitas, negociar las condiciones o hacer los contratos, entre otras operaciones.

Una alternativa intermedia es la propuesta por las inmobiliarias online. Ofrecen servicios adaptados a las necesidades de cada cliente "y suelen cobrar tarifas fijas que rondan entre los 1.000 y los 4.000 euros".

Pero si la situación del mercado presenta una mayor oferta de viviendas y una escasa demanda, "la ayuda de un profesional puede ser clave, ya que necesitarás destacar por encima de otros vendedores", añaden en la guía.

La negociación de las condiciones en plena pandemia

Debido a la situación actual hay que ser "cautelosos" a la hora de negociar con un potencial comprador. Por tanto, "debemos tener claro cuál es la máxima rebaja que podemos dar", ya que puede ser una buena oportunidad si en la zona hay mucha oferta y una reducida demanda. 

Desde HelpMyCash recomiendan "mantener la calma e intentar utilizar todos los argumentos que tenemos a favor para negociar el precio". Si se alcanza el acuerdo habrá que firmar un contrato de arras y no olvidar "incluir una cláusula de penalización por incumplimiento" para recuperar el dinero de las arras "si la otra parte desiste de la compra".

Por otro lado, es aconsejable comprobar que el comprador tiene solvencia y capacidad financiera para la adquisición de la vivienda. "Podemos incluir en el contrato de arras una cláusula que indique que si no consigue en una fecha límite la hipoteca, la reserva se puede anular".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento