La 'cremá', punto y final a la Fallas
Valencia concluyó sus Fallas con la tradicional 'cremá'. (Heino Kalis / Reuters). Heino Kalis / Reuters

Los casales falleros deberán insonorizarse y algunos de ellos tendrán que cumplir los mismos requisitos que un pub en cuanto a límites horarios y seguridad.

El objetivo es compatibilizar el derecho al ocio y al descanso"

 

El alud de quejas vecinales motivadas principalmente por los ruidos que generan estos locales para los que no existía una reglamentación específica ha motivado que la Conselleria de Gobernación se ponga manos a la obra para tratar de atajar el problema: "El objetivo es compatibilizar el derecho al ocio y al descanso, proteger la fiesta y velar por la seguridad de los falleros", ha explicado el conseller Serafín Castellano.

Así, desde Gobernación han trasladado este lunes una propuesta al mundo fallero que contempla tres tipos de licencias a las que cada comisión decidirá acogerse, en función de los actos que realice durante el año en los casales.

La primera sería la de casales entendidos como gestores, es decir, locales donde únicamente se realizarían tareas administrativas y de organización de la entidad. Los que se enmarquen en esta tipología prácticamente no tendrían ninguna restricción, aunque casi ningún casal se usa exclusivamente como lugar de reuniones.

La segunda abarcaría al grueso de las fallas. Sería la licencia para casales festeros no abiertos a la pública concurrencia. Los que entren en esta tipología podrían, además de reunirse, llevar a cabo actividades lúdicas y de ocio con ambientación musical sólo para falleros. Sin embargo, deberán cumplir la normativa acústica autonómica, con lo que deberán insonorizarse para no emitir al exterior más decibelios de los permitidos.

Por último, la tercera opción es la de los casales festeros abiertos a la pública concurrencia. Podrían estar abiertos al público en general y realizar todo tipo de actos, aunque estos se regirán por la ley de espectáculos. Es decir, que podrían funcionar como un pub o un bar, pero cumpliendo los mismos requisitos en cuanto a horarios, aforo y medidas de seguridad y accesibilidad, por lo que es poco probable que las fallas elijan esta opción.

Castellano ha explicado que se ha formado una mesa de trabajo integrada por el Consell, Ayuntamiento, falleros y vecinos que se reunirá la semana que viene y comenzará a trabajar para desarrollar esta propuesta.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA