Amy Winehouse no permitirá que su marido se divorcie porque "le ama"

  • Su esposo se encuentra ahora recluido en la cárcel.
  • Hace poco aparecieron unas fotos de la cantante con un actor.
  • Blake Civil anunció que había iniciado los trámites del divorcio.
Amy Winehouse y su marido, Blake-Fielder (KORPA).
Amy Winehouse y su marido, Blake-Fielder (KORPA).
KORPA

La popular y polémica cantante británica, Amy Winehouse, aseguró que no permitirá a su marido, Blake Fielder Civil, seguir adelante con la demanda de divorcio contra ella.

Blake es mi versión masculina, somos perfectos el uno para el otro
El joven productor
inició los trámites para separarse de su mujer después de que apareciesen en la prensa unas fotografías en las que ella salía con el actor
Josh Browman en una actitud cariñosa, disfrutando de unas
vacaciones en la isla caribeña de Santa Lucía.

La cantante señaló que "Blake es la versión masculina" de ella misma, y que por ello son "perfectos el uno para el otro".

El marido de Amy, Blake Fielder, se encuentra actualmente en la cárcel por tenencia de drogas, pero continúa adelante con su demanda de divorcio contra la cantante, quien reconoció que a pesar de mantener una relación con Blake ella no va a dejar de tener "alguna aventura", ni a dejar de disfrutar de su tiempo.

Browman, "encantador"

Sin embargo, explicó que las fotografías con Josh Browman solamente reflejaban unas vacaciones juntos, aunque "él es encantador", pero para mantener una conversación o una buena charla juntos.

Winehouse asegura que esperará a Blake en la isla de Santa Lucía, donde se encuentra todavía de vacaciones, ya que según dijo no piensa volver a Inglaterra sin él.

"Todavía amo a 'mi Blake, por lo que no permitiré que se divorcie de mí", sentenció la cantante, según informaciones de People. Por su parte, la madre de Blake Fielder, Georgette Civil, declaró que el divorcio "seguirá adelante".

Problemas de pareja

La tumultuosa relación de la pareja sufrió su primer gran problema en octubre de 2007, cuando Amy y su esposo fueron descubiertos en un hotel de Noruega consumiendo marihuana. De hecho, el proceso judicial por este caso continúa abierto.

A partir de entonces la vida de la cantante entró en una espiral de problemas, que se hicieron patentes con su rápido empeoramiento físico y sus problemas de salud. En 2008 fue difundido un vídeo donde supuestamente se observaba a la cantante consumiendo crack.

Por su parte, Blake Fielder, mantiene en la actualidad importantes problemas con las drogas, e incluso llegó a reconocer hace unos meses que él era el culpable de haber incitado a Amy a caer en una espiral de drogas y autodestrucción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento