Barcelona celebrará la Navidad a pesar del coronavirus iluminando más el centro para dar un empuje al comercio

  • El encendido de luces se llevará a cabo el próximo 26 de noviembre y plaza Catalunya será la sede del Festival de Nadal.
  • La Fira de Santa Llúcia también se celebrará pero con menos puestos y tendrá control de acceso. 
Encendido de las luces decorativas de Navidad en el centro de Barcelona por parte de la alcaldesa de la ciudad Ada Colau.
Encendido de las luces decorativas de Navidad en el centro de Barcelona por parte de la alcaldesa de la ciudad Ada Colau.
Enric Fontcuberta / EFE

La ciudad de Barcelona encara una campaña de Navidad incierta por la segunda ola de coronavirus en la que tanto el Ayuntamiento como el tejido comercial (principalmente Fundació Barcelona Comerç y Barcelona Oberta) y empresarial quieren emplearse a fondo para salvar los muebles de un 2020 nefasto económicamente para la ciudad. 

El centro de Barcelona se iluminará más que nunca esta Navidad para alegrar algo las fiestas e incentivar el consumo en los comercios de la zona, amortiguando en parte las importantes caídas en ventas provocadas por las restricciones de movilidad y sanitarias de la segunda ola de coronavirus. 

El Ajuntament y los principales ejes adheridos a Barcelona Comerç y Barcelona Oberta comenzaron a trabajar en la época navideña en enero, cuando aún no había irrumpido la pandemia en Cataluña. 

Con el virus ya presente, se empezó a trabajar en adaptar la campaña comercial de este año a las difíciles circunstancias. Las últimas restricciones impuestas por el Govern han hecho caer las ventas de los establecimientos adheridos a Comertia en un 18,2% en octubre, pérdidas que se suman a los descensos acumulados en agosto (16,7%) y en septiembre (14,2%). 

La directora de Barcelona Oberta, Núria Paricio, explica a 20minutos.es que las ayudas no son «directas» al sector y avisa que «si caen comercios del centro se resentirán los ejes de barrio», que están capeando mejor la crisis, ya que muchos empleados provienen de los distritos.

La situación es sangrante también entre los feriantes, que han protestado este miércoles a las puertas del Parlament contra el reiterado parón total de su actividad.

Así pues, ejes y consistorio apuestan por potenciar la iluminación navideña. La calle Balmes volverá a tener luces y la plaza Urquinaona espera tenerla lista el día del encendido el próximo 26 de noviembre (fecha que confirmó el lunes el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni) tras haber quedado afectadas por las protestas del pasado 30 de octubre contra las medidas restrictivas. Esta plaza tuvo por primera vez luces en 2019. 

La Gran Via en su tramo céntrico también estrenará nueva iluminación, que dejará atrás la que mostraba la famosa onomatopeya navideña Fum Fum Fum) y otras calles que tendrán un especial protagonismo lumínico serán Via Laietana, Aragó y la avenida del Paral·lel.

Barcelona Oberta valora que las ayudas no son «directas» al sector comercial 
y avisa que «si caen comercios del centro se resentirán los ejes de barrio»

Subvención en luces del 75% y concurso para instalarlas

La Rambla, el tramo de la avenida Diagonal entre Francesc Macià y Passeig de Gràcia, y esta última calle, también se encenderán. En Passeig de Gràcia ya se intuyen las mariposas que las decoran desde 2019. Casi todos los ejes se han adherido a un concurso de empresas instaladoras propuesto por el consistorio, que hace de mediador, y que supone un importante ahorro en costes, comentan desde el Eix Diagonal.

El consistorio pagará este año hasta el 75% del coste de las luces a los ejes, subiendo una subvención que desde hace 12 años estaba situada en el 50%. El Ajuntament sufragará el coste extra destinando una partida económica un 65% superior a la de 2019 y que supera los 1,7 millones de euros. 

El presupuesto para la campaña de Navidad será un 40% superior, con unos 3,3 millones. Los ejes céntricos están viendo reducidas las aportaciones monetarias de muchos comerciantes ahogados por los pagos o que han cerrado.

Los ejes céntricos están viendo reducidas las aportaciones monetarias de muchos comerciantes ahogados por los pagos o que han cerrado sus puertas

Epicentro en plaza de Catalunya

Por su parte, el Festival de Nadal de Barcelona tendrá como sede la plaza de Catalunya, que acogerá una programación de más de 100 actividades culturales del 18 al 30 de diciembre. Todos los actos cumplirán con las medidas de seguridad y sanitaria marcadas en ese momento por las autoridades. 

No obstante, la fiesta se descentralizará por barrios y cada eje comercial acogerá sus propias actividades, entre ellas, unos 50 conciertos desde los balcones para evitar aglomeraciones. La cercana plaza Universitat también será objeto de otra gran intervención lumínica.

Rasca de Navidad con 20.500 regalos

Luces y animación comercial se unirán a otra iniciativa de estímulo: un sorteo llamado Rasca de Nadal con el que el área de Comerç del Ajuntament de la regidora Montserrat Ballarín pondrá en circulación en tiendas y mercados 600.000 boletos, 20.500 de los cuales estarán agraciados con premios y regalos, como noches en hoteles de la ciudad, y que se podrán canjear hasta el 31 de julio de 2021.

Fires de Santa Llúcia y del Port Vell

La evolución de las medidas restrictivas marcarán si Barcelona celebrará esta Navidad la segunda edición de la Fira de Nadal del Port Vell, organizada por el Port de Barcelona. La idea es mantenerla si no se dan demasiadas bajas de última hora entre los paradistas. Sí que aumentará su superficie para cumplir con las medidas de distanciamiento. 

La de Santa Llúcia en la avenida de la Catedral también podría perder puestos de venta de abetos y de artesanía y menguar de las 282 paradas del año pasado a unas 132. Habrá control de acceso. No habrá, en cambio, pesebre en Sant Jaume pero la Associació de Pessebristes sí que montará los tradicionales del Museu Marès y del Palau de Pedralbes. 

Por segundo año consecutivo, se llevará a cabo la Fira de Nadal en el Moll de la Fusta

“El impacto del coronavirus ha obligado a replantear muchas cosas pero también se ha aprendido mucho estos meses para poder hacer acciones que sean seguras”, ha explicado la regidora de Comercio del Ayuntamiento, Montserrat Ballarín.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento