Miguel Bosé gana el juicio contra Nacho Palau: sus cuatro hijos no serán hermanos legalmente

Miguel Bosé y Nacho Palau, el cara a cara más esperado en los juzgados
Miguel Bosé y Nacho Palau.
Europa Press

El cantante Miguel Bosé ha ganado el juicio por la filiación de los cuatro hijos nacidos durante su relación con el escultor valenciano Nacho Palau. El juzgado de Primera Instancia número 4 de Pozuelo de Alarcón ha desestimado así la petición de Palau de que los cuatro niños sean considerados hermanos legalmente.

Diego y Tadeo, hijos biológicos de Bosé, e Ivo y Telmo, de Palau, son dos pares de mellizos fruto de la gestación subrogada: dos con los genes y apellidos de un padre y dos con los del otro, pero criados como hermanos hasta la separación. 

El escultor valenciano ha dado a conocer la sentencia en sus redes sociales a través de un comunicado emitido por el bufete de abogados Ortolá Dinnbier, especializado en familias, y que representaban a Palau en el juicio.

Según indican, "la sentencia ha resuelto desestimar las pretensiones principales de filiación y estimar la pretensión subsidiaria de establecimiento de un régimen de visitas de los hijos de D. Ignacio Palau y D. Miguel Bosé entre sí y para con sus padres respectivos".

A pesar de que "ha quedado probado el propósito compartido" de Palau y Bosé "de tener hijos para fundar una única familia en la que los hijos serían hermanos y ambos serían padres", la sentencia "entiende que nuestro actual sistema jurídico no permite efectuar formalmente la declaración de filiación solicitada", reza el comunicado de los abogados.

Tras la sentencia emitida por el Juzgado de Pozuelo de Alarcón, encargado del caso, Nacho Palau "sigue confiando en que se haga justicia a todos sus hijos y para ello se dispone a presentar recurso de apelación frente a dicha sentencia", concluye la nota publicada por el escultor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento