El 'Sussexit' se vuelve en contra de Meghan y Harry

Balcón de Buckingham Palace, con la familia real británica.
Balcón de Buckingham Palace, con la familia real británica.
GTRES

Ya el año pasado el portal YouGov hizo una encuesta para conocer cuál es la opinión que tienen los británicos de cada uno de los miembros de su realeza. Y ya en aquel entonces había quien era ensalzado y quien era completamente repudiado. Y este 2020, en el que, recordemos, antes del coronavirus se produjo el Sussexit, han vuelto a realizar dicha encuesta. Y haberse marchado del país, por supuesto, tiene sus consecuencias...

Tanto Meghan Markle como el príncipe Harry han bajado sus notas considerablemente. Por una parte, a la exactriz y actual productora de Netflix solo la apoyan un 33% de los encuestados, mientras más de la mitad, el 59% tienen una mala opinión de ella. Esto supone un descenso de 26 puntos, siendo la segunda royaltie con menor popularidad (siendo únicamente valorada positivamente por los más jóvenes, de entre 18 y 24 años).

La caída es algo menos pronunciada, pero bastante notable, en el caso de su marido. El padre de Archie divide a los británicos, teniendo el favor del 48%, mientras que el 47% no le da una buena valoración. Una caída de 19 puntos desde marzo de este mismo año. En conjunto, si el año pasado contaban con un 77% de aceptación, este año el número de adeptos de los duques de Sussex se ha reducido hasta un titubeante 55%. 

Todo lo contrario que los duques de Cambridge, que cuentan con la gracia de los encuestados, siendo el heredero el que mejores críticas recibe del matrimonio, pues el 80% opina de manera positiva sobre él. Algo habrá tenido que ver su posicionamiento durante la pandemia del coronavirus, pero es curioso que desde marzo hayan bajado porcentualmente cuatro puntos, sobre todo debido a que los más jóvenes son quienes peor le valoran.

En el caso de Kate Middleton, es fácilmente visible que el pueblo tiene en buena consideración a la presumible futura reina junto a su marido. Un 76% cree que cumple correctamente con sus funciones, 5 puntos más que en marzo (solo un 14% de críticas negativas, habiendo un único 9% que no sabe o no contesta). Ambos ganan enteros cuanto mayor es la edad del encuestado.

Obviamente, como no podía ser de otra manera, es la reina Isabel II quien vence ampliamente en la encuesta, siendo la mejor valorada por los británicos: un 83% de opiniones a favor de su gestión, por solamente un 12% en contra (dos puntos más que en marzo). Además, entre las personas mayores de 65, su popularidad es absoluta, con un 93%. Su pico de apoyo ocurrió en abril, cuando dio el discurso con motivo de la pandemia.

Su marido, Felipe de Edimburgo, que ha estado desaparecido debido a su estado de salud, también tiene una opinión que va al alza, consiguiendo tres puntos más que en la última encuesta, con un 60% de votos positivos y un tercio de los encuestados en negativo. Eso sí, su valoración entre los más jóvenes es cada vez menor.

El siguiente en la línea sucesoria, sin embargo, divide completamente a sus compatriotas. El príncipe Carlos ha caído siete puntos desde marzo, aunque mantiene el mismo número de votos positivos (un 59%). El problema deviene de las críticas negativos, que han aumentado hasta un 35%.

Es curioso que, preguntados sobre si debería ser él o su hijo mayor, el duque de Cambridge, quien recoja el testigo de Isabel II, no hay duda alguna: el 40% piensa que deberían saltarle y ser directamente Guillermo de Inglaterra quien asuma el trono.

La duquesa de Cornualles, Camilla Parker Bowles, está en sintonía con su marido. Obtiene el 44% de votos positivos la futura reina consorte, pero son unos datos cerquísima del 43% que no tiene una buena consideración de ella, estando mejor considerada entre las mujeres que entre los hombres, a pesar de que siempre se ha dicho que eran ellas quienes no la apoyaban al compararla continuamente con Lady Di.

Mientras que la princesa Ana y el príncipe Eduardo obtienen, respectivamente, un 65 y un 40 por ciento de críticas positivas, ganándoles a las negativas (15% y 31%), aunque en ambos casos la respuesta de "no sabe/no contesta" sea ampliamente utilizada, es el príncipe Andrés el que, por motivos obvios, vuelve a ser nuevamente el peor valorado de la familia real.

El duque de York, debido a estar involucrado en la trama de tráfico de menores y pedofilia del magnate Jeffrey Epstein, ha obtenido un total de críticas negativas del 80%, habiendo bajado dos puntos más desde marzo, no habiendo servido de nada el haber sido apartado de la vida pública por su madre. Increíblemente, los más jóvenes, quizá por desconocimiento de lo que ha sucedido, son quienes mejor le han valorado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento