'The Economist' advierte: EE UU necesitará dos cambios de presidente para recuperar la confianza mundial

El ex vicepresidente de EE UU Joe Biden, y el presidente, Donald Trump.
El ex vicepresidente de EE UU Joe Biden, y el presidente, Donald Trump.
TRACIE VAN AUKEN - DAVID MAXWELL / EFE

La revista The Economist considera que, aunque Joe Biden logre vencer a Donald Trump en las elecciones del próximo martes, no será suficiente para que el país recupere la confianza del resto del mundo. La política exterior de la Casa Blanca en los últimos años ha debilitado su posición hasta un límite que podría requerir dos cambios de presidente para superar el destrozo creado en estos cuatro años, ya que "no se olvidará el hecho de que Estados Unidos puede elegir presidentes deshonestos".

Así lo suscribe el semanario británico en un artículo en el que analiza la política exterior de Trump, donde sostiene que es posible que el actual presidente se haya enfrentado a una China en ascenso y que haya creado las condiciones para que se forme una coalición en Asia y para que Europa se tome en serio su propia defensa pero lamenta que "la destrucción en el camino ha sido enorme" y "el trabajo de reparación no puede comenzar lo suficientemente pronto".

Sin embargo, destaca que algunas cosas se pueden arreglar rápidamente si, como parece probable, Biden gana las elecciones. Como ejemplo, apunta que Estados Unidos volvería a unirse al acuerdo de París sobre el cambio climático de inmediato.

Entre los daños provocados por Trump, indica que el primero ha sido institucional. Para The Economist, durante más de medio siglo, el mundo ha funcionado sobre la base de un sistema establecido en medio de las ruinas de la Segunda Guerra Mundial, liderado por Estados Unidos y ahora el arquitecto jefe de ese sistema lo está socavando.

A este respecto, denuncia que la respuesta de Trump a la pandemia de Covid-19 ha mostrado este enfoque en su peor momento porque "en medio de una pandemia mundial, decidió atacar y abandonar a la Organización Mundial de la Salud".

"Donde el mundo normalmente esperaría que Estados Unidos tomara la iniciativa, o al menos lo intentara, encontró una administración más interesada en culpar a otros y evitar los esfuerzos globales", lamenta el artículo, que compara esta actitud con la tomada por la Casa Blanca con el cambio climático.

El segundo foco de la falta de confianza internacional en Trump es su marginación hacia sus teóricos aliados, quienes con frecuencia no han recibido advertencias previas de acontecimientos importantes como el abandono de los kurdos por parte de Estados Unidos en Siria o la reducción de fuerzas en Alemania.

Sobre este punto, The Econommist indica que las alianzas de Estados Unidos pueden actuar como un multiplicador de fuerzas, convirtiendo su cuarta parte del PIB mundial en una coalición que representa alrededor del 60% de la economía mundial, mucho más difícil para China o Rusia (ninguno de los cuales tiene una red de aliados permanentes) para resistir.

Por ello, critica que Trump ha dado por sentados a los aliados y ha menospreciado a sus líderes mientras halagó a los presidentes Putin y Xi. De hecho, considera que lo que ocurre en Turquía es fruto de esta actitud puesto que "los estadounidenses se han ausentado sin permiso y los turcos se han vuelto locos".

Por último, el tercer gran daño provocado por "la bola de demolición de Trump" es que ha perdido su poder como ejemplo. "Durante gran parte de la historia posterior a 1945, muchos han considerado a Estados Unidos como un faro, a menudo defectuoso, sin duda, pero no obstante un defensor de la democracia y los derechos humanos, y la mejor esperanza para las aspiraciones expresadas en su constitución. Ahora el mundo ve cómo se cuestiona el funcionamiento de la propia democracia estadounidense bajo un presidente que aviva las divisiones raciales y cierra la puerta a los que anhelan respirar libremente", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento