Bélgica cierra comercios no esenciales y alarga vacaciones escolares por la Covid-19

Una médico atiende a un paciente de COVID-19 en un hospital de Bruselas, Bélgica.
Una médico atiende a un paciente de COVID-19 en un hospital de Bruselas, Bélgica.
STEPHANIE LECOCQ / EFE

Durante un mes, Bélgica cerrará todos sus comercios "no esenciales", así como prolongará las vacaciones escolares hasta el 15 de noviembre para tratar de frenar los contagios por Covid-19.

Del mismo modo, las profesiones de contacto no médicas, como las del ramo de la peluquería, también tendrán que cesar sus actividades.

Un conjunto de medidas cuyo propósito es reforzar el toque de queda nocturno y el cierre de la hostelería y las actividades culturales y deportivas ya clausuradas, con el fin de contener los contagios que siguen creciendo en Bélgica, aunque a menor ritmo.

Bélgica se destaca como el país europeo más afectado en esta segunda oleada, seguido de República Checa (1.512), Luxemburgo (999), Eslovenia (962), Francia (706) o España (485,2). Situándose las regiones de Valonia (sur) y Bruselas (centro) como las más afectadas del país, con una incidencia acumulada sobre 100.000 habitantes en 14 días de 3.035 en Lieja y de 2.130 en Bruselas.

El último dato sobre ingresos hospitalarios, facilitado en la mañana de este viernes, con respecto a las 24 horas anteriores se situaba en 673 pacientes de coronavirus, con un ritmo de crecimiento semanal del 77 %. Las UCI, por su parte, llegaban a 1.057 camas, cada vez más cerca del pico de 1.285 de la primera oleada.

"Si la tendencia continúa (...) llegaremos al máximo de 2.000 pacientes en siete días", dijo el portavoz del comité belga contra el coronavirus, Yves van Lanthem, en alusión a la cifra crítica para los hospitales belgas. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento