Las ciudades gallegas mantendrán cierre perimetral hasta el martes, donde sólo podrán reunirse convivientes

La Consellería de Sanidade ha decretado, al menos hasta el próximo martes, el cierre perimetral de todas las ciudades gallegas -Ourense ya lo mantenía en vigor- debido a la evolución epidemiológica por la pandemia de Covid-19 y restringe en todas ellas las reuniones a personas convivientes.

Los nuevos cierres perimetrales afectan al ayuntamiento de Vigo; a los de A Coruña y Arteixo; a los municipios de Santiago, Ames y Teo; Ferrol, Narón, Fene y Neda; Pontevedra, Poio y Marín; y Lugo, donde los movimientos estarán permitidos entre esos municipios, mientras que en Ourense se mantiene la limitación que ya había con Barbadás.

Además de en las ciudades, se restringen las entradas y salidas en el municipio coruñés de Vimianzo, salvo por las excepciones contempladas ya en el decreto de estado de alarma -cuidado a menores, mayores o dependientes, así como motivos de estudios o laborales, entre otros-.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, tras la reunión de este viernes del subcomité clínico con el fin de limitar la movilidad durante este fin de semana especialmente por la celebración de la festividad de Todos los Santos y Difuntos, así como evitar que las "fiestas de Halloween" puedan "ser una fuente de contagio".

Comesaña ha puntualizado que en todos los municipios en los que se restringen los movimientos de entrada y salida también se limitan las reuniones a sólo convivientes -como ya sucedía en casos como Santiago y Ourense-.

"Creemos que en Ourense están siendo efectivas", ha comentado, para justificar su traslado a comarcas ourensanas donde se mantienen las medidas en vigor hasta la fecha, como en O Carballiño y Verín.

En el resto de Galicia ha indicado que se mantendrá el nivel 2 de restricciones que implica la limitación de reuniones a cinco personas -sean convivientes o no-.

"Limitamos los movimientos de entrada y salida en la Galicia urbana, en particular por este fin de semana", ha comentado en relación a la celebración de la festividad de Todos los Santos y Difuntos. "Confiamos en el buen hacer de los gallegos y en que estas medidas darán los resultados que esperamos", ha afirmado.

REVISIÓN EL MARTES

Todas estas restricciones se mantendrán en vigor, según ha puntualizado, hasta el próximo martes, 3 de noviembre, cuando se reunirá el comité clínico y, en función de la evolución epidemiológica, se revisarán las medidas.

En concreto, el titular de Sanidade ha asegurado que la intención es que las restricciones de cierre perimetral y limitación de reuniones a convivientes entren en vigor este viernes a las 15,00 horas.

"SALVAR VIDAS"

"Animamos a que cumplan estas medidas porque son para todos, para salvar vidas", ha destacado Comesaña, quien confía "en el buen hacer de los gallegos" para frenar los contagios. Además, ha valorado la colaboración de los ayuntamientos afectados, que han sido informados, así como la Delegación del Gobierno y el Ministerio de Sanidad tras la rueda de prensa.

La directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán Parrondo, ha subrayado que los datos epidemiológicos de Galicia "motivan las medidas", tras registrar una incidencia acumulada a siete días de 154,76 casos por 100.000 habitantes, lo que se traduce en "de manera continua" un mayor número de casos e incidencia; mientras que a 14 días se coloca con 265,98.

"Galicia sigue creciendo en número de casos", ha matizado, para indicar que se mantiene entre las cuatro comunidades con menos incidencia acumulada.

En relación a los ayuntamientos y áreas "que más preocupan" ha destacado la de A Coruña, con un "crecimiento continuo" en los municipios de A Coruña y Arteixo. "También preocupa la evolución en Vimianzo", ha apostillado, con 50 nuevos casos en siete días y 59 en 14 días.

En cuanto a la comarca de Santiago, ha comentado que se ha "notado que las medidas que se han tomado están haciendo efecto", pero no se sitúa "en el nivel deseado" en incidencia acumulada. En concreto, ha puntualizado que en el municipio de Compostela a siete días se registran 234 casos por 100.000 habitantes y 457 a 14 días.

También ha expresado la preocupación en la comarca de Ferrol, con una incidencia acumulada a siete días de 284 casos y de 393,5 a 14 días, "bastante por encima del conjunto de Galicia", por lo que justifican el cierre perimetral en Fene, Ferrol, Narón y Neda al concentrarse en ellos los contagios.

En cuanto a Lugo, la doctora Durán ha comentado que "está teniendo un incremento importante", con 134 casos a siete días de incidencia acumulada la semana pasada y 204 en la actualidad, lo que supone una subida "sustancial", ha abundado.

Sobre Ourense, que lleva "varios días con restricciones", ha valorado que las medidas están "dado frutos" al mejorar la incidencia, pero ha apostado por no relajarse y continuar "vigilantes". Y ha destacado las "buenas noticias" en Verín y "por fin está descendiendo la curva". También en la comarca de O Carballiño ha bajado el número de casos de 117 hace una semana a siete días a 72, por lo que ha apostado por continuar el seguimiento en ambas zonas.

VIGO Y PONTEVEDRA

En cuanto a los municipios de Pontevedra y Poio ha resaltado un "incremento importante" en el número de casos de 140,5 a 206 esta semana en el primero. Y sobre el de Vigo ha hecho hincapié en que "tiene un crecimiento continuo" y presenta una situación epidemiológica "que preocupa".

Con todo, la directora xeral de Saúde Pública ha destacado que el incremento de cifras se concentra en las ciudades gallegas; "más en el ámbito urbano que en el rural, con excepciones".

Sobre la actividad asistencial del Sergas, su gerente, José Flores, ha insistido en que sigue "garantizada la capacidad asistencial en Galicia". Ha reconocido "altos niveles de ocupación" en Atención Primaria, así como la recepción de una media de 3.500 llamadas diarias al 061 -un 12% de ellas relacionadas con la Covid- y un descenso del 5% de pacientes que acuden a urgencias, mientras que aumentan lo que se desplazan en relación al coronavirus.

Flores ha incidido en que "el 94,3%" de los pacientes con Covid permanecen en seguimiento en sus domicilios y un 4,9% en unidades de hospitalización convencional y menos de un uno por ciento en UCI. "La presión existe", ha admitido, para matizar que "preocupa" la situación de ocupación de camas en Ourense.

CONTEXTO DEL FIN DE SEMANA

Con todo, el conselleiro de Sanidade ha defendido estas nuevas medidas de restricción de la movilidad en las siete ciudades gallegas y en su entorno, a las que se suma la limitación de reuniones entre personas convivientes en 14 ayuntamientos.

Comesaña ha enmarcado estas medidas "en el contexto del fin de semana" de celebración de Difuntos, para evitar los tradicionales desplazamientos a cementerios y reuniones familiares, que ha recordado, suponen los "principales focos de contagio". No obstante, ha matizado que estas medidas se revisarán el próximo martes en una nueva reunión del comité clínico.

Uno de los integrantes del comité clínico, el doctor Sergio Vázquez, ha defendido que, tras el incremento de casos en la última semana vinculados a la movilidad, se ha optado por estas limitaciones perimetrales para frenar los contagios ante la festividad de Todos los Santos, "vía clara de contagios".

De este modo, ha insistido en que el "foco de contagio" se enmarca en las relaciones familiares y sociales de "no convivientes", por lo que ha apelado a "restringir las interacciones sociales". Y ha admitido que, aunque la hostelería redujo su fuente de contagio, "sigue siendo importante". Su compañera la doctora Marina Varela ha apelado a la "responsabilidad individual" para "detener la circulación del virus".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento