Ali Barakeh: "Me temo que vamos a tener que recuperar la estrategia de los suicidas"

  • Es el representante de Hamás en Siria, aunque habla a título personal.
  • Explicó que "sé que es difícil que una mente occidental pueda entender esto, pero creo que no tenemos más remedio".
  • "No luchamos porque nos encante, sino por nuestros derechos".
Ali Barakeh, representante de Hamás en Siria, durante una manifestación pro Palestina previa a su encuentro con los medios.
Ali Barakeh, representante de Hamás en Siria, durante una manifestación pro Palestina previa a su encuentro con los medios.
JOSÉ MARÍA MARTÍN

El representante de Hamás en Siria, Ali Barakeh, ha expresado este viernes a título personal que "me temo que vamos a tener que recuperar la estrategia de los suicidas". Se dirigía a unos  pocos medios españoles desplazados a Damasco, por lo que agregó que "sé que es difícil que una mente occidental entienda esto, pero creo que no tenemos más remedio".

Sus declaraciones, que no son en nombre de la organización Hamás, no tienen que ver, sin embargo, con los tres muertos del jueves a manos del ejército hebreo: el ministro de Interior, Said Siam; el jefe de la Policía, Salah Abu Shreh; y su jefe militar en Gaza, Mahmoud Watfah. Él dice sobre esto que "Israel piensa que matando a nuestros dirigentes podrá conseguir reducir el ánimo de la resistencia. Al contrario, esto no quita para que sigamos en la lucha. Nosotros no le damos la importancia que le da Israel. Nos están dando más apoyo de la población, más fuerza para seguir luchando".

La situación en Gaza

Ali Barakeh comenta que, llegados a este punto en la franja de Gaza, "Israel se tiene que hacer a la idea de que el daño que sufrimos también lo tienen que sufrir ellos". Explica también que "el objetivo no es que una persona se suicide, sino que no tenemos otra manera porque no disponemos de misiles. Desde hace más de un año no estamos llevando a cabo ningún atentado, nos hemos conformado con lanzar cohetes caseros desde Gaza".

Sólo queremos dos cosas: liberar nuestra tierra y que nuestro pueblo vuelva a ella"

Quiso matizar también que "nosotros, en su momento, propusimos a Israel no atentar contra civiles y se negaron". Ante esta situación, dice Barakeh, "creo que con los atentados suicidas, quizás, obligaremos a Israel a llegar a un acuerdo de 'no se toca a los civiles'. Tenemos pocas armas y tal vez puedan parecer escandalosas y obscenas pero, ¿qué quieren que hagamos? ¿es que lanzar un misil y matar a diez personas en una casa es menos malo que inmolarse en un café? ¿por qué pueden matar a nuestros civiles y nosotros no? ¿cuál es la diferencia de valores? ¿por qué se nos imponen a nosotros una serie de valores y no a los israelíes?", se pregunta.

Barakeh quiso dejar claro que "No luchamos porque nos encante luchar, lo hacemos por recuperar nuestros derechos. Tenemos una tierra ocupada y buena parte de nuestra población está en la diáspora. Sólo queremos dos cosas: liberar nuestra tierra y que nuestro pueblo vuelva a ella. Y después habrá paz". Israel, sin embargo, "no quiere aceptar nuestras peticiones. Si nosotros estamos pagando un precio, pues que lo pague también Israel. Nosotros ya hemos avisado de nuestras intenciones".

Más vídeos de Internacional en 20minutos.tv

Protestas en Yarmour

Antes, como cada semana desde que comenzaron los ataques a la franja de Gaza, el campo de refugiados de Yarmour volvía a salir a la calle para protestar por la situación. Ondean sus banderas -Palestina, Hamás -también la de su brazo armado-, Hizbolá, brigadas Ezzedin al Qassan-, corean sus cánticos y repiten sus consignas para mostrar apoyo a los otros palestinos, los que están bajo el fuego de la Franja. Lo hacen, la mayoría de ellos, desde el exilio.

En Siria hay medio millón de palestinos y 200.000 de ellos viven en Yarmour, el campo de refugiados más grande del país. Es viernes, el día del descanso musulmán. Muchos de ellos, después de más de 1200 muertos y más de 5000 heridos, se preguntan si será necesario salir a la calle una semana más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento