Puig anuncia el confinamiento perimetral de la Comunitat Valenciana una semana

  • Desde este viernes no se podrá entrar ni salir del territorio, salvo por causas justificadas, para evitar contagios.
  • Trece municipios y los 18 del área de salud de Orihuela ven endurecidas sus restricciones ante la elevada transmisión.
  • Las reuniones en los casales falleros y sedes festeras de toda la autonomía se limitan a un máximo de seis personas.
  • Llegir en valencià.
El presidente Ximo Puig y la consellera Ana Barceló, en su comparecencia de este jueves.
El presidente Ximo Puig y la consellera Ana Barceló, en su comparecencia de este jueves.
JUAN CARLOS CARDENAS / EFE

La Comunitat Valenciana también ha optado finalmente por decretar el confinamiento perimetral de la autonomía para tratar de atajar la propagación de la Covid-19. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, acompañado por la titular de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, ha anunciado esta medida en una comparecencia en el Palau a última hora de este jueves.

De este modo, desde este viernes a las 12.00 horas del mediodía no se podrá entrar ni salir del territorio autonómico, salvo por causas justificadas. La medida tiene una duración inicial de siete días, aunque no se descarta que se pueda ampliar en función de la evolución epidemiológica. La población sí que podrá desplazarse en el interior de la Comunitat Valenciana entre municipios, comarcas y provincias.

Según ha explicado Puig, solo quedará prohibido entrar o salir de la autonomía, con las excepciones de acudir a trabajar, a estudiar, al médico, a cuidar personas dependientes o para ir al lugar de residencia habitual.

El jefe del Consell ha afirmado que este cierre se adopta siguiendo las indicaciones de los expertos de Salud Pública "para reforzar la estrategia de prevención, por solidaridad con otros territorios de España, ante la inacción o confusión de otros gobiernos y para evitar consecuencias más drásticas para la vida social y para las empresas".

Puig ha expuesto los datos de incidencia del virus, que han empeorado en los últimos días. "Hemos pasado de 100 casos a 218, un 53%, por eso y viendo la evolución de países de nuestro entorno y con las comunidades autónomas, comparto una reflexión: hemos de intentar cambiar el chip, no nos podemos conducir por el miedo, somos una sociedad madura, responsable y cada uno ha de asumir su responsabilidad", ha afirmado. 

"Esta epidemia está agravada en toda Europa y no hay recetas mágicas que no sean la lealtad individual con toda la Comunitat", ha añadido el presidente valenciano, quien ha recordado que la valenciana es la comunidad con más rastreadores de España, 1.619, a los que se unirán próximamente otros 150 militares cedidos por el Ministerio de Defensa.

En cuanto a los brotes, la valenciana también es la región que más ha detectado 1.718 brotes, el 17% de toda España y la autonomía con menor incidencia de la Península. "Gracias a eso y al trabajo diario de los profesionales de la salud pública estamos en una situación que no es buena, pero que no está peor gracias a ellos", ha manifestado el president.

"No queremos seguir yendo a peor, estamos a tiempo de perimetrar la situación de la pandemia", ha dicho para justificar la medida del cierre. "Necesitamos una velocidad de crucero constante para parar la pandemia mediante la contención, la prudencia y la responsabilidad individual. Hemos de saber qué hacer y no hacer, aplicar el trellat, el sentido común, pensar en la familia, en la colectividad, en la Comunitat Valenciana".

Para el jefe del Ejecutivo valenciano, lo principal es "proteger la vida de los ciudadanos y su salud". Según ha manifestado, "nada vale más que una vida y por desgracia estamos perdiendo muchas. Si no controlamos la pandemia, será imposible la recuperación de esta sociedad viva y abierta".

En su apelación a la colaboración ciudadana, Puig ha afirmado: "Todo cambio comienza por uno mismo. Esa es la realidad de este momento. Estamos en una situación difícil, pero la sociedad valenciana los ha pasado y siempre ha salido adelante".

Más restricciones en municipios

La consellera Barceló ha comunicado medidas adicionales tras haber realizado una nueva evaluación epidemiológica. 

Según ha detallado, son medidas "proporcionadas" para localidades en las que hay "transmisión comunitaria sostenida no controlada". En algunos de ellos ya se habían adoptado medidas. 

"No hay mejoría suficiente como para levantarlas. En Orihuela y Elche (Alicante) ha empeorado, como indican los indicadores de transmisión. En Onda (Castellón) y Guadassuar (Valencia) hay una tendencia a la estabilización, pero sin descenso del número de casos", ha explicado la responsable de Sanidad, que ha puntualizado que se sitúan en nivel de riesgo alto, por lo que es necesario incrementarlas por 14 días naturales.

Los nuevos municipios en los que se aplicarán restricciones, principalmente de aforos en locales y recintos, son los siguientes:

Provincia de Castellón: Morella, Nules, Onda, Vinaròs.

Provincia de Valencia: Algemesí y Guadassuar.

Provincia de Alicante: Crevillent, Elche, Elda, Ibi, Muro, Petrer, Pinós, y en los 18 municipios del departamento de salud de Orihuela.

Entre las restricciones más destacadas, que entrarán en vigor con su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), figuran la limitación a un tercio de los aforos en entierros y velatorios, con 25 personas como máximo, al 50% en comercios y mercadillos, y a un tercio en los centros comerciales, hoteles y alojamientos.

En las terrazas no se podrá superar el 50% del aforo, y tampoco en museos, archivos y centros culturales. También se reduce en cines, teatros, auditorios y espectáculos al aire libre.

Barceló ha agradecido su colaboración a los alcaldes y alcaldesas de estos municipios "para evitar que continúe la transmisión del virus" en sus localidades.

Máximo de seis personas en casales y sedes festeras

Además, para toda la Comunitat Valenciana se va a incorporar una nueva restricción para las sedes festeras tradicionales, entre las que se encuentran los casales falleros. "Se van a considerar las reuniones en estos espacios como reuniones de carácter social y por tanto se limitan a un número máximo de seis personas", ha detallado Barceló.

"Esta medida, que modifica la resolución del 17 de agosto, estará en vigor hasta el 9 de noviembre, dado que se publicará mañana (viernes), y posteriormente se volverá a valorar y evaluar si se mantiene o no", ha dicho la consellera.

"Además, como es lógico, solicitaremos la colaboración de las FCSE a través de la Delegación del Gobierno y de la Policía Local de los ayuntamientos", ha finalizado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento