La sorprendente excusa que ha puesto Meghan Markle al juez para retrasar el juicio contra los tabloides británicos

Meghan Markle durante una visita al Castillo de Cardiff en Cardiff
Meghan Markle.
GTRES

Una vez instalados en Estados Unidos, Meghan Markle y el príncipe Harrycomenzaron su cruzada contra los tabloides británicos (la Asociated Newspaper Limited, empreas que engloba medios como el Daily Mail o el Mail on Sunday, que han sido especialmente beligerantes contra la exactriz) que se ha convertido en un juicio en el que, por cierto, los duques de Sussex ganaron el segundo asalto.

Sin embargo, debido a la pandemia mundial por el coronavirus, la siguiente visita a los juzgados de Londres se vio pospuesta hasta comienzos del año que viene. En concreto, hasta el 11 de enero de 2021, una fecha que dadas las nuevas circunstancias en casi todos los países la actual productora de Netflix y cofundadora de Archewell (cuya página web ya está en funcionamiento) quiere cambiar a toda costa.

Este mismo jueves tenía que haberse producido una audiencia vía telemática para considerar los costos del procedimiento y los problemas de gestión propios de la situación actual. Y sin embargo el juez ha recibido una solicitud firmada por Markle y sus abogados con la que buscan retrasar el juicio.

En el escrito se esgrimen varias razones, pero ante todo la petición viene dada porque el equipo legal de la esposa del príncipe Harry entiende que se necesita más tiempo para preparar la estrategia después de la publicación de Finding Freedom: Harry and Meghan and the Making of A Modern Family, una biografía de los duques de Sussex que en teoría estaba autorizada pero con cuyo resultado final no están del todo de acuerdo.

En el libro se da a entender que la madre de Archie colaboró con distintos medios y, aunque ya el matrimonio afirmó que algunos capítulos son obra completamente (según ellos, con detalles falsos) de los autores, Omid Scobie y Carolyn Durand, prefieren prevenir ante la idea de que la defensa pueda esgrimir que la información que se proporciona en el libro proviene de fuentes cercanas a la pareja.

De ser cierto que Meghan sí que estuvo en contacto con diversos medios, la Asociated Newspaper Limited podría expresar en el juicio que la duquesa sabía que sus amigas, aquellas cuyo anonimato es el que está en juego, iban a atacar al medio tras la publicación de la carta que le escribió a su padre, Thomas Markle.

Aun con todo, varias publicaciones apuntan a que hay otro motivo por el que la royaltie no quiere que el juicio se celebre ese 11 de enero. Y ese no es otro que la cuarentena de dos semanas que, para los visitantes extranjeros, Reino Unido está obligando a guardar.

La consecuencia no es otra que, de no retrasarse la audiencia y dar por nula la petición, el príncipe Harry y Meghan Markle tendrían que pasar las fiestas navideñas en Buckingham o, al menos, con la familia Windsor, precisamente una enemistad que provocó el ya conocido como Sussexit.

La intención de Meghan y Harry es pasar sus primeras vacaciones invernales, con Nochebuena y Nochevieja incluidas, en su casa de Montecito, en California, puesto que ya se habla incluso de que la intención de Markle es preparar ella misma la cena e invitar a un grupo reducido de amigos, entre los que se encontrarían el productor musical David Foster y su esposa, la actriz y cantante Katharine McPhee.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento